Victoria del Corral, Global Growth & Marketing Lead, señaló que los OEMs mejorarán su posicionamiento en el corto plazo en la distribución de recambios en un sector donde las barreras entre el canal marquista y el canal IAM tienden a desaparecer. Los OEMs se posicionan en el IAM, tanto en el canal físico como en el online, a través de la creación de distribuidores IAM controlados por marcas de vehículos, el lanzamiento de marcas de recambios con la denominación de la marca de vehículos y la adquisición de plataformas de distribución online.

Además, el volumen de negocio de recambios crecerá principalmente debido al crecimiento de los vehículos de uno a cinco años, que son los más fieles al concesionario. Los propios concesionarios, tras su concentración, están más preparados para los cambios y tienen mayor capacidad de inversión. Debido a la entrada de las OEM, los distribuidores podrían empeorar su posicionamiento en el IAM.

La segunda tendencia identificada en el marco del Plan Estratégico de la Comisión de Recambios de Sernauto es la disminución del número de decisores sobre donde se realiza la reparación, lo que llevará a una concentración del negocio posventa. Las matriculaciones tenderán a concentrarse en flotas controladas por las empresas de renting, las empresas de carsharing, los propios fabricantes de vehículos o las compañías aseguradoras. Las estrategias de estas últimas, en su búsqueda de la eficiencia, implica la toma de control de la reparación con contratos marcos con proveedores preferentes o cadenas de taller propias.

victoria del corral 2

Por otro lado, la concentración en la propiedad del vehículo implicará una concentración del negocio de posventa en grandes grupos de talleres. Las marcas favorecerán que las flotas controladas por ellas sean mantenidas en su propia red de concesionarios. Se tenderán a relaciones comerciales más estables en la posventa, de mayor volumen, más profesionalizadas y más flexibles. La relación con el cliente de posventa se mantendrá a dos niveles: con el propietario de la flota y con el usuario de la misma. Según Victoria del Corral, es probable también que aparezcan acuerdos y relaciones comerciales directas que intermedien el mercado desde diferentes agentes y que podrán tener un impacto negativo.

También se afianzará el canal online, pudiendo ser controlado por agentes actuales de la distribución de recambios. La cuota actual del canal online es inferior al 1%, con un pronóstico de alcanzar el 3% en 2021 y del 10-15% en 2025. Son plataformas muy competitivas en precio al comprar en distinto mercados. Las estrategias de las compañías online buscan crecer en el segmento empresa para lo que están desarrollando estrategias específicas para este segmento. Tanto los concesionarios como los talleres independientes están habituados a las compras en plataformas digitales: los concesionarios realizan el 100% de sus compras a través de este medio y los talleres independientes, el 17%.

Según la ponente, aparecerán portales controlados por agentes actuales del mercado que influirán en el equilibrio del mercado de la distribución. Los portales online facilitan la transparencia de precios en todos los canales al proveer información de precios de referencias de los diferentes recambios. Los talleres y concesionarios ya lo utilizan como herramienta de negociación con los distribuidores, aunque perderá peso la capacidad prescriptora del distribuidor en virtud del valor de la marca de recambios: la propia prescripción será la marca.

Por otro lado, la cuarta tendencia identificada habla que de que la creciente transparencia de precios en toda la cadena de valor generará tensiones de precio en la industria de la distribución. El incremento del canal online y la entrada de las OEMs en el mercado independiente significará un incremento de la transparencia de precios. Además, el aumento de los costes de fabricación por el incremento de las materias primas junto a la presión de precios del canal de distribución, llevará al reducción del margen. "Cada vez es más necesaria la eficiencia en la operación", aseguró Victoria del Corral en la 7ª Jornada de CIRA.

Igualmente, la consolidación de la reducción de demanda de vehículos diésel puede poner en peligro la sostenibilidad de algunos fabricantes de recambios. La asociedad ya atribuye al diésel una mayor responsabilidad y se prevé una caída relevante de matriculaciones en los próximos años. Medios de comunicación e iniciativas políticas han contribuido a esa “demonización” del diésel. Una transición desordenada podría provocar problemas de sostenibilidad de algunos fabricantes de recambios.

El dato del sector posventa es muy complicado, nadie entiende nada. Nosotros tenemos el conocimiento, nos falta esa visión para invertir y tener esa capacidad de negocio, aseguró la ponente

En sexto lugar, el acceso a los datos del vehículo lo convertirá en un elemento activo en el sistema de posventa. Se prevé que los datos que emita el vehículo genere un negocio en el ámbito de la posventa de hasta 640.000 millones de euros en 2030, según la estimación de la consultora McKinsey. El acceso a los datos permitirá mejorar la calidad de los productos y su eficiencia operativa, innovar en la búsqueda de nuevos servicios digitales, conocer mejor a sus clientes, integración digital con el resto de agentes y mantenimiento predictivo.

Las Administraciones Publicas serán claves en el modelo de datos, mientras que los fabricantes de automóviles intentan retener sus datos en defensa de la seguridad del ciudadano, "discusión que no va a ser fértil porque hoy en día ya tenemos la tecnología blockchaim que impide el hackeo 100% del vehículo". Según la ponente, "la legislación entrará en la propiedad del dato y en la gobernanza de toda la información. Las administraciones serán el receptor privilegiado de la información; de hecho, la DGT está incorporando nuevas infraestructuras para recoger los datos de todos los vehículos que circulan por nuestras carreteras".

Por último, y como séptima tendencia, el coche del futuro será eléctrico, autónomo, conectado, compartido y personalizado, tendencias afectarán al volumen y estructura del mercado, así como a los modelos de negocio de todos los agentes. Se prevé que el mercado de movilidad duplicará su valor en 2040, pero sólo el 50% de este volumen será cubierto por los actores actuales.