El pasado 15 de septiembre se inició el periodo sancionador a los vehículos sin derecho a distintivo que circulen por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de la capital catalana. Para permitir la actividad diaria de los talleres afectados por la normativa de la ZBE, el Ayuntamiento de Barcelona, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la Dirección General de tráfico (DGT) y la Confederación Española de Talleres (Cetraa) han trabajado en una solución para permitir la circulación de vehículos a los que no les corresponde distintivo ambiental, tanto para su traslado al taller como para la realización de las pruebas dinámicas por parte de los profesionales de la reparación.

De esta manera, aquellos talleres legalmente establecidos ubicados en la ZBE, con independencia de su pertenencia o no al Gremi de Talleres de Barcelona (Cetraa Barcelona), podrán usar la plataforma LibroTaller.com para gestionar la circulación de los vehículos en reparación, registrando la recepción de vehículo, que quedará habilitado para circular por la ZBE.

Hasta ahora, el procedimiento no contemplaba ninguna excepcionalidad para el taller que, en caso de necesitar realizar una prueba en circulación del vehículo, debía pedir a su cliente que solicitase una de las diez autorizaciones excepcionales de las que dispone anualmente. "Este sistema impedía la prestación normal de la actividad del taller y limitaba su capacidad de servicio, añadiendo enormes e insuperables trabas", destacan desde Cetraa. Ahora, el proceso se ha simplificado bajo el siguiente esquema:

- Autorización para circular en prueba dinámica por la ZBE

Los talleres de mantenimiento y reparación de vehículos afectados por la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) podrán solicitar una autorización que permitirá la realización de pruebas con los vehículos que tengan en custodia o bien realizar el desplazamiento del vehículo a una estación de ITV, durante 7 días laborables. En caso de que este plazo sea insuficiente para la intervención a realizar, podrá prorrogarse por períodos iguales.

- Requisitos:

  1. Registro. Registrarse en la plataforma Librotaller.com.
  2. OR firmada. Formalizar la orden de encargo entre el propietario del vehículo y el taller (Orden de Reparación firmada).
  3. Anotación. El taller realizará una anotación en el Libro Taller, indicando como tipo de incidencia la clave KILOMETRAJE e informará de los siguientes datos: número de bastidor VIN, matrícula del vehículo, fecha de entrada del vehículo al taller y kilómetros del vehículo al entrar en el taller.
  4. Prueba. La prueba dinámica se realizará en horario laboral, evitando las horas punta (de 8:30 a 9:30 horas y de 18:00 a 19:00 horas). El radio máximo de circulación del vehículo será de 25 km y por los kilómetros y tiempo estrictamente necesarios a criterio profesional. El vehículo en circulación deberá acompañar el encargo firmado por el usuario.
  5. Anotación. Una vez finalizada la reparación, el taller anotará en el Libro Taller la intervención realizada y la fecha de finalización.
  6. Entrega. La autorización para circular por la ZBE será válida hasta las 0:00 horas de la fecha de salida indicada, y se permitirá la retirada del vehículo y el desplazamiento del usuario.

En palabras de Xavier Freixes, responsable de la comisión de LibroTaller de Cetraa, “consideramos ésta la solución óptima para preservar la actividad de los talleres, ya que permite a los conductores llevar a reparar los vehículos a sus talleres de confianza aunque éstos estén en la ZBE. Este es el fruto de un esfuerzo de la Administración y de Cetraa, preocupados por el gran impacto negativo de la implantación de la normativa de la ZBE en la actividad de los más de 800 talleres que se encuentran en su interior”.

Desde la Confederación consideran que esta iniciativa supondrá “un excelente revulsivo” para la plataforma Librotaller.com, desarrollada por Cetraa, y para impulsar la participación de los talleres en el proyecto Libro Taller de la DGT, permitiendo a todos los talleres españoles, previa comprobación de su legalidad por parte del personal de Cetraa, registrar en los servidores de la DGT las acciones de mantenimiento y reparación realizadas sobre los elementos de seguridad del vehículo. Así, el registro de reparaciones queda, por un lado, a disposición de los ciudadanos en el Informe del Vehículo de la DGT y, por otro, a disposición de los talleres a través de la herramienta de consulta de la plataforma.