Las estaciones de Aema-ITV de la Comunidad de Madrid ubicadas en las zonas “confinadas” por el Gobierno regional como medida para paliar la pandemia del Covid-19 siguen abiertas a los usuarios. Se trata de las estaciones de los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Villa de Vallecas, Puente de Vallecas y Ciudad Lineal, así como de los municipios de Fuenlabrada, Humanes, Moraleja, Parla, Getafe, Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

La Orden 1178/2020, que entró en vigor el pasado lunes 21 de septiembre, restringe la entrada y salida de personas de esas áreas, pero no afectará en sus desplazamientos, debidamente justificados, como asistencia a centros sanitarios, al trabajo o para el cumplimiento de obligaciones legales. De esta forma, se permite el desplazamiento para realizar la inspección técnica de vehículos.

Según explica el presidente de Aema-ITV, Jorge Soriano, “se trata de una de las actividades permitidas por considerarse una obligación legal, pero es preciso llevar un justificante que acredite el motivo del desplazamiento, como el resguardo de la cita previa”.

Desde que el pasado 18 de mayo las ITVs de la Comunidad de Madrid volvieron a abrir sus puertas cerradas al decretarse el Estado de Alarma en todo el país (14 de marzo), unos 220.000 vehículos (en torno al 60%) de los 355.000 que debían pasarla ya lo han hecho. El trabajo del personal de las estaciones de ITV (aumento de plantilla y de horarios) permitirá seguir este proceso de desescalada y evitar los riegos en la carretera y en las ciudades. En ese sentido, desde Aema-ITV se aconseja no agotar los plazos de prórroga concedidos para tener “una ciudad más segura”.

Las estaciones de la región siguen todos los protocolos Covid para que trabajadores y usuarios se sigan sintiendo seguros y tranquilos en sus instalaciones. Es obligatorio llevar mascarilla desde el 21 de mayo de 2020, conforme la Orden SND/422/2020.