Todos los concesionarios del territorio nacional podrán abrir al público a partir del 18 de mayo mediante cita previa, independientemente de su superficie o de la fase en que se encuentre su provincia o comunidad autónoma, equiparándose así la fase 0 a la fase I.

Así lo recoge la Orden Ministerial SND/414/2020, publicada el 16 de mayo en el BOE, que establece las directrices para la apertura de los concesionarios y compraventas de todo tipo de vehículos (turismos, industriales, autocaravanas, motos y ciclomotores, sean nuevos o usados) podrán proceder a la reapertura tanto si se encuentran en territorio enmarcado en Fase 0 como en Fase 1.

Además, Ganvam informa de que, como ya ocurría en Fase I, desaparece también en Fase 0 el límite de 400 metros cuadrados de superficie máxima que condicionaba la reapertura, si bien la recepción de clientes deberá efectuarse con cita previa. También sigue vigente la obligación de atender a un cliente por trabajador, con separación física de dos metros o un metro si se cuenta con mostradores o mamparas de separación, y la necesidad de aplicar un horario de atención preferente para mayores de 65 años. Por tanto, tampoco están permitidas las zonas de espera en el interior, mientras que el tiempo de permanencia en el interior del local debe limitarse al estrictamente necesario.

Por su parte, los Grupos 45.2 y 45.3, mantenimiento, reparación y recambios, que han prestado servicio durante el estado de alarma, pueden continuar con su actividad, ahora de manera ordinaria. Todo ello, según Ganvam, respetando el resto de criterios establecidos e indicaciones determinadas por el territorio en el que se encuentren.

Por otro lado, y más allá de las novedades legislativas, Faconauto recuerda que los concesionarios están aplicando el protocolo de protección y prevención que fue elaborado junto a Anfac, Sernauto, UGT-Fica y CC.OO, con la supervisión del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y con el visto bueno del Ministerio de Sanidad. Además, la patronal ha creado el sello “Concesionario protegido frente al Covid-19, que muestra el compromiso de los concesionarios de adoptar las medidas necesarias en sus instalaciones y vehículos para generar confianza y seguridad a sus clientes y empleados.