Toyota tendrá que revisar 1,9 millones vehículos de su modelos Prius de última generación, vendido en todo el planeta y utilizado además por Google en sus autos robots.

El problema estaría ocasionado por un error en el software que controla el funcionamiento del motor. Esta falla provoca la interrupción del sistema híbrido, lo que podría ocasionar que el auto se apague o funcione solo a baja velocidad.

La firma nipona ya emitió una llamada a revisión a 1,9 millones de Prius vendidos, cuya mitad aproximada se encuentran en Japón. Otros 713.00 en América del Norte.

Desde Toyota se anunció, no obstante, que aún no se han registrado accidentes con relación al problema del software.  Sus portavoces explicaron que la falla está en el programa usado para controlar el convertidor de elevación en un módulo que forma parte del sistema híbrido.

El tipo de configuración que se usó podría causar una mayor tensión termal en algunos transistores dentro del convertidor de elevación, los que en consecuencia podrían deformarse o dañarse.

Toyota advirtió que quienes pudieran tener este tipo de problemas serán alertados por varias luces de advertencia en el vehículo. También es probable que la falla cause que el vehículo entre en su modalidad protegida, circulando a baja velocidad.