Los cambios tecnológicos y normativos que afectan al sector y a toda la ciudadanía centraron las tres ponencias celebradas con motivo de la Jornada Empresarial de Automoción de Aega, celebrada el pasado 21 de junio. Así, se habló de la evolución de las matriculaciones y tipología, antigüedad del parque de vehículos y del proceso de la descarbonización de la posventa.

La asociación guipuzcoana anunció la firma de un convenio de colaboración con el Centro de Formación Profesional Don Bosco para potenciar la formación del alumnado y del profesorado, la formación profesional Dual y la utilización conjunta de instalaciones. Todo ello forma parte de un plan de colaboración entre Aega y los centros de formación profesional de Guipúzcoa.

Entre los ejes estratégicos en este y futuros ejercicios, la entidad destaca la transición energética, que, según sus responsables, “se ha de hacer pero ha de ser neutral, sin primar unas energías sobre otras y, sobre todo, sin perjudicar a las empresas, a los empleados y a los consumidores.

El porcentaje actual de adquisición de vehículos eléctricos es “irrisorio”, indican desde Aega. Los datos de matriculaciones en Guipúzcoa demuestran que el parque está algo menos envejecido, si bien los vehículos de más de diez años, los que más contaminan, se mueven en cifras alrededor del 60% del parque en la totalidad del Estado.

Los datos que aporta el Renove Vasco o Programa de Apoyo al Vehículo Eficiente, recogidos por la asociación ponen de manifiesto que el consumidor desea adquirir, cuando puede, vehículos eficientes, pero de 2.052 operaciones validadas por el Ente Vasco de Energía (EVE), tan sólo se han vendido dos vehículos eléctricos puros, frente a 1.329 vehículos de gasolina o gasóleo. Un 64,8% frente a un 0,1%. Esta es la realidad.

La asociación considera que “el Programa del Gobierno Vasco ha respondido bien a los criterios de racionalidad y realismo que desde Aega hemos demandado”

Igualmente, la asociación recalca “la necesidad de formación de altísimo nivel, que es ya necesaria y va serlo aún más a medida que el vehículo conectado se vaya implantando en el mercado”. En opinión de la entidad, “falta personal debidamente cualificado”, por lo que el sector supone una “oportunidad laboral”. Además, Aega considera importante la incorporación de la mujer en todos los niveles de la cadena de venta, reparación y mantenimiento de vehículos. “Cada vez hay más mujeres en el taller, por ejemplo, pero aún son menos del 2%”, afirman desde la asociación, que cree también” imprescindible” afrontar procesos de cooperación entre las empresas del sector.

Por último, Aega reclama la necesaria "cercanía y sensibilidad" de la Administración Vasca, “un hecho, aunque mejorable, y los apoyos sectoriales que en estos tiempos de cambio estructural son más necesarios que nunca”.