La Semana Santa ya llegó y la DGT (Dirección General de Tráfico) estima que habrá un total de 14,5 millones de desplazamientos de coches en España. Sin duda, esta época es una de las más concurridas para planear unas mini vacaciones y descubrir lugares donde encontrar un momento para el descanso y el ocio.

Si tu trayecto lo vas hacer en coche, tienes una oportunidad para reflexionar sobre la conducción y ahorrar con una buena actitud al volante. Si unimos la tecnología de un vehículo y conducción inteligente, seremos más eficientes, más seguros y menos contaminantes. En este sentido, si ponemos en práctica una serie de sencillos pasos lograremos un ahorro medio estimado de unos 300 euros al año.

Los vehículos de hoy en día incorporan dispositivos mucho más eficientes que los de hace diez años y, además, tecnológicamente están preparados con mecanismos que reducen hasta un 30% las emisiones en la atmósfera.

Es fundamental mantener el vehículo en buen estado. Si tratamos las cosas con la importancia que se merecen y queremos que el coche reaccione en momentos de dificultad, hay que llevar un exhaustivo control del mismo.

Es conveniente también revisar elementos fundamentales como las ruedas, líquidos, frenos, luces, batería, etc. antes de partir a nuestro destino de vacaciones. Gracias a un buen mantenimiento del automóvil se incrementa su vida útil, pero lo más importante es que pude salvar vidas.

Por lo tanto, la conducción eficiente es una manera inteligente de ahorrar, mejorar la siniestralidad y el medio ambiente.