Para muchos ya han llegado las ansiadas vacaciones de verano. Son días de descanso, playa, sol y horas de coche por delante. Empieza la Operación Salida y, además de llegar sanos y salvos a nuestro destino, este año el propósito es no ser sancionados en la carretera.

Drive Smart, la primera app española que ayuda a mejorar la conducción y fomenta e incentiva la conducción positiva, ha preparado un decálogo con algunas sanciones que implican multas y hasta pérdida de puntos.

 

1. No mantener la distancia de seguridad, incluso cuando nos adelantan: La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, indica en el artículo 65 que será infracción grave "no mantener la distancia de seguridad con el vehículo que le precede".

La norma establece que la distancia de seguridad que se ha de mantener con el vehículo que circula delante ha de ser tal que le permita detenerse en caso de frenazo brusco sin colisionar con él, en función de la velocidad, las condiciones de frenado y adherencia.

a. Una fórmula sencilla para saber cuál es la distancia que se ha de mantener es calcular 0,5 metros por cada kilómetro/hora de velocidad. Es decir, si circulamos a 60 km/h la distancia será de 30 metros mientras que si conducimos a 120 km/h ascenderá a 30. Eso en calzadas secas.
b. Si nos encontramos ante una calzada mojada la recomendación pasa por el doble de distancia de seguridad que en carreteras secas. Esto es, si circulamos a 60 km/h en calzadas secas la distancia de seguridad será de 30 metros; en calzadas mojadas la distancia será de 60 metros.

2. Llevar la luna del parabrisas agrietada: conducir un coche que presenta una grieta en el parabrisas dificulta claramente el campo de visión del conductor, por lo que se considera falta leve y conlleva una multa de 80 euros. Además, si los agentes consideran que supone un peligro para el resto de usuarios podrán, incluso, inmovilizar el automóvil.

3. Luces de los faros que no funcionan: tanto circular con las luces apagadas o un piloto o faro roto, como con alguna luz fundida está sancionado con una multa de 200 euros.

4. No usar los intermitentes, usarlos a destiempo o mal: no advertir el conductor del vehículo al resto de los usuarios de la vía las maniobras efectuadas con el mismo sin ningún tipo de señales ópticas se considera una infracción grave que se traduce en una multa de 200 euros; no señalizar con antelación suficiente el inicio de una maniobra se considera infracción leve y conlleva una multa de 80 €, mantener la advertencia óptica, en un desplazamiento lateral, después de finalizar la maniobra es también infracción leve (multa de 80 euros) al igual que no mantener la advertencia luminosa hasta finalizar la maniobra. En el caso de que a un conductor no le funcionen los intermitentes, está obligado a señalizar sus cambios de dirección con el brazo (tal como lo haría si circulara sobre una bici).

5. No llevar el carnet de conducir: no exhibir al agente de la autoridad la autorización administrativa para conducir el vehículo reseñado supone una infracción que conlleva una multa de 10 euros (5 euros si es reducida). Por lo tanto, es obligatorio circular siempre con el carné de conducir.
a. Si, por despiste u otros motivos, el conductor se olvida de llevarlo cuando va al volante, el agente siempre podrá solicitar, en su defecto, el Documento Nacional de Identidad para comprobar la vigencia del mismo.
b. En los casos en los que el conductor no lleva el carné y tampoco el DNI, podrá facilitar el número de este último para que el agente compruebe la vigencia de su carné de conducir, aunque podrá imponerle una sanción igualmente al no contar con ninguna garantía de que el número de DNI proporcionado sea el suyo o el de otra persona.

6. Comer en el coche (el conductor): aunque la acción de comer o beber no figuran de forma concreta en la legislación vigente sí aparecen recogidas (implícitamente) dentro de las prohibiciones, obligaciones y deberes de un conductor al volante y ambas se consideran distracciones y pueden ser castigadas con multa leve de hasta 100 euros, sin retirada de puntos. La Guardia Civil impone por estos motivos una sanción de 80 euros, que con el descuento de pronto pago se reduce a 40.

7. Tirar las colillas por la ventanilla: arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios, accidentes de circulación u obstaculizar la libre circulación está prohibido, y conlleva una multa de 200 euros, y 4 puntos.

8. Quedarse sin gasolina en un viaje: en caso de quedarte sin gasolina debes tener claro que, en ningún caso, la falta de previsión, el despiste o el error de cálculo que originan esta situación se traducirá en la pérdida de puntos en el carné de conducir.

Sin embargo, si hablamos de sanciones, aunque no es lo habitual, en función de las circunstancias, sí podrán multarte por "conducción negligente" con una sanción administrativa de 200 euros, es decir, siempre que des origen a "una situación de riesgo o peligro para ti mismo".

De hecho, el Reglamento General de Circulación no sanciona la falta de combustible en el vehículo, a pesar de ser el origen del hecho, sino la maniobra que de forma voluntaria o involuntaria ha realizado el conductor por los riesgos existentes tanto para el propio usuario como hacia el resto de usuarios de la vía, establecidos en tres supuestos diferentes...

i. Supuesto 1: "Parar o estacionar en un lugar no habilitado al efecto, impidiendo la visibilidad de otros usuarios, obligando a otros usuarios a realizar maniobras antirreglamentarias..."
ii. Supuesto 2: "Conducir sin la diligencia, precaución y no distracción, necesarios para evitar todo daño propio o ajeno"
b. En estos dos supuestos la sanción puede alcanzar los 200 euros y ambos van unidos al hecho de quedarse sin combustible, puesto que esto provocará que el motor se apague y, por lo tanto, se perderá la asistencia tanto a la dirección como al frenado.
Por ello, dependiendo de la inmediatez de la detención y de las circunstancias de la vía, en el mejor de los casos el coche se convertirá en un obstáculo. Si a ello le añadimos que la maniobra inesperada se produce de noche y en una vía sin iluminación puede considerarse con peligro por el riesgo de un alcance o colisión por parte de otro vehículo. Y, por lo tanto, entraría en juego el tercer supuesto contemplado por el Reglamento General de Circulación:
iii. Supuesto 3: "No adoptar las medidas necesarias para advertir a los demás usuarios la existencia de un obstáculo o peligro creado en la vía por el propio denunciado".

9. Se trata de un hecho sancionable relacionado con la detención involuntaria y que puede ser también sancionado con 80 euros más.

10. Exceder la velocidad: las infracciones por superar la velocidad permitida van desde las multas de 100 euros sin la retirada de puntos hasta las de 600 que incluyen una pérdida de seis puntos y se consideran muy graves.