Ante las quejas de diferentes colectivos, entre ellos organizaciones profesionales como la Asociación de Concesionarios de Vehículos de Ocasión de Andalucía (Asocasión Andalucía), integrada en Fedeme, el Tribunal Supremo ha suspendido cautelarmente la orden que reducía los plazos de validez de las ITV.

“Gracias a ello, los usuarios que se vieron obligados a aplazar la revisión técnica de su vehículo por la pandemia no tendrán que verse obligados a pagar de nuevo la ITV antes de lo que les correspondiera”, indican desde Asocasión Andalucía.

El presidente de la asociación, Manuel Berrocal Jiménez, destaca que “esta decisión ha sido acogida de forma muy positiva desde nuestra patronal y esperamos que, tras la suspensión cautelar del Supremo, el Ministerio de Industria resuelva en los próximos días, los criterios concretos a seguir para que su aplicación sea lo más ágil posible y precise si esa suspensión tiene o no carácter retroactivo, algo que esperamos que así suceda”.