Volkswagen Navarra donó al Instituto de Formación Profesional Donapea componentes de automóvil, que servirán para que los alumnos puedan realizar la formación práctica correspondiente a su actividad académica.

Su director general, Patrick Danau, junto al director del Instituto Donapea, Luis Sierra, presidieron el acto de entrega, acompañados de diversos responsables del equipo directivo de la fábrica y del centro educativo.

El material entregado procede del proceso de fabricación del modelo Polo que se construye en la factoría y permitirá que los alumnos que cursan la rama de automoción desarrollen formación práctica a través del mismo.

En concreto, el lote de material estaba constituido por un motor 1.2 de tres cilindros, dos carrocerías completas y un conjunto de 83 elementos móviles. Todo ell será empleado para las clases de tratamiento y recuperación de chapa.

También se han entregado tres tanques de 950 kilos de pintura, para que los alumnos aprendan y apliquen el proceso de pintado de la chapa.

En palabras del director de Volkswagen Navarra, "es muy importante mantener este círculo de colaboración, porque el material entregado se convierte en materia prima que forma a los profesionales que precisa la automoción".

Por su parte, Luis Sierra considera que es "una suerte contar con este tipo de colaboraciones, pues permite impartir formación con tecnología actual y materiales de última generación, de modo que los alumnos adquieren experiencia y capacitación de una elevada categoría".