Grupo Hercos, concesionario Volkswagen, Audi, Skoda y Seat en Santander y Colindres ha desarrollado el software tablet PC Toolbox, un proyecto piloto para los asistentes de posventa de las concesiones. Ángel de los Arcos, director de postventa de Hercos, ha dedicado aproximadamente un año a definir las funcionalidades y las necesidades de una compleja aplicación informática que permite a los responsables de la recepción de un taller realizar todo el proceso de entrada del vehículo sin la necesidad de utilizar papeles; y todo ello gracias a una tablet y a dicho programa, según recoge la edición digital de El Diario Montañés.

 

La aplicación, que desde hace ocho meses se usa a pleno rendimiento en Hercos, ha despertado el interés de los responsables de posventa de Volkswagen en la centra de Alemania, que se han desplazado a Santander en dos ocasiones para comprobar in situ el funcionamiento de la tablet -este semana vuelven al concesionario cántabro- y analizar la oportunidad de implantar el método en todos los concesionarios del Grupo VW en el mundo. También otras marcas automovilísticas se han interesado por el sistema.
La clave en la implantación de este sistema es para Ángel de los Arcos "la implicación de los asesores de recepción; les tiene que gustar las nuevas tecnologías. La tablet es un cambio cultural, una nueva forma de trabajar... Se necesita gente implicada ya que ahora nosotros hablamos con el cliente al lado del vehículo. Pasan a la historia los largos tiempos de espera y la cumplimentación de papeles en una mesa. Hemos reducido el tiempo necesario de cada recepción en un 30% aproximadamente", comenta convencido que el futuro está en este tipo de programas.
La tablet PC Toolbox ha mejorado notablemente los índices de satisfacción del cliente que acude al taller. Las encuestas son concluyentes. Además de la rapidez en el acceso a los datos y al historial del vehículo, el responsable de recepción podrá efectuar una diagnosis de los problemas que presenta la unidad recepcionada.
El coche, de entrada se sube en un elevador, para que el cliente pueda comprobar al mismo tiempo que el receptor cualquier incidencia. A partir de ahí, de forma intuitiva, el técnico irá registrando con transparencia y agilidad todas las indicaciones indicadas por el cliente, ya se trata de reparaciones o de operaciones de mantenimiento.
El sistema permite realizar fotos y video a cualquier desperfecto en el momento con la tablet, remitir por correo electrónico al cliente el presupuesto, comprobar la existencia -y reservar- de las piezas necesarias en el almacén, así como programar los trabajos en el taller y enviar los partes de trabajo a otros departamentos como el de carrocería.
El proceso de recepción del vehículo concluye con la firma electrónica del cliente en la misma tablet. "Otras ventajas que este procedimiento ofrece es la posibilidad de concertar nuevas citas con el cliente. Así, por ejemplo, si sabemos el número de kilómetros que el vehículo rueda mensualmente, se pueden fijar alarmas y avisos al cliente de que ha llegado la fecha de efectuar una revisión necesaria o de cambiar unos neumáticos, por ejemplo", comenta De los Arcos.