El pasado 4 de mayo se celebraron las XXV Jornadas Nacionales de las ITV en las que alrededor de 250 congresistas que escucharon 17 ponencias que versaron sobre las “Novedades normativas de enfoque nacional e internacional” en torno a las ITV; el control de emisiones de los vehículos, las nuevas tecnologías utilizadas; la seguridad vial y la comunicación social y, finalmente, sobre la formación y cualificación de los inspectores.

En el acto de presentación Luis Gutiérrez, presidente de AECA-ITV, puso el foco de interés sobre la manipulación por algunos fabricantes de las emisiones de los vehículos y la aparición de prácticas irregulares de parte de algunos talleres para desconectar o eliminar los mecanismos de control de emisiones que equipan algunos vehículos.

El dirigente manifestó que con la normativa y procedimientos actuales no es posible detectar este tipo de fraudes. “Para ello es necesario que las administraciones competentes aprueben normativas más estrictas y exigentes que las que actualmente nos rigen”.

Por su parte, Luis Rivas, secretario general de AECA-ITV, enumeró las magnitudes que definen la actuación de las ITV: un 1% más de inspecciones en 2015 que en 2014; 15 millones de defectos leves detectados y 6,1 millones de defectos graves de los que se rechazaron en una segunda inspección 227.000 vehículos.

Es entre las furgonetas donde se encuentra el mayor porcentaje de incumplimiento en el paso de la inspección y, entre los defectos graves destacan con cerca de millón y medio los relacionados con el alumbrado y la señalización.

Les siguen con 1.350.000 los defectos graves referidos a neumáticos y cerca de un millón a los frenos. Finalmente, los defectos graves que tienen que ver con las emisiones suman los 665.000.