Las lámparas de luz de día con iluminación LED hacen que todo el proceso de reparación de pintura en automóviles sea más rápido, fácil y fiable, ya que las lámparas están diseñadas para simular diferentes condiciones e intensidades de luz. En la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA), esta herramienta forma parte de la gama de productos de las marcas de pintura de Axalta: ChromaLamp de Cromax, ColorSpot de Spies Hecker y Standolux iQ de Standox.

En opinión de Martin Wulf, responsable técnico y de color para el negocio Refinish Systems de Axalta en la región de EMEA, “la moderna tecnología LED de eficiencia energética, que respalda nuestras lámparas de luz de día, asegura que los pintores trabajen con las mejores condiciones de iluminación, y esto es fundamental para alcanzar unos resultados de primera, a la primera”.

Lámpara Axalta

Las lámparas simulan seis niveles diferentes de luz ambiental, por lo que resultan muy apropiadas para usar durante todo el proceso de repintado, desde la identificación de los defectos antes de aplicar la pintura y la comprobación de las muestras de color, hasta inspeccionar las superficies recién pintadas para comprobar cuestiones como la cubrición. “Esta tecnología garantiza a nuestros pintores que sus trabajos se harán en las mejores condiciones de luz posibles”, añade el responsable.

Gracias a la disposición inteligente de las bombillas LED de eficiencia energética, estas lámparas ofrecen una luz de mediodía y una luz de tarde. Ambas son importantes a la hora de verificar la precisión del color, especialmente en casos de metamerismo.

En palabras de Wulf, “el cómodo manejo inalámbrico de las lámparas, la batería de larga duración y su uso ergonómico la convierten en una herramienta que permite a los talleres profesionales ahorrar tiempo y dinero. Una evidencia tangible de ello son las 17.000 lámparas de luz de día Axalta que hay en el mercado”.