Spies Hecker, fabricante de pinturas de automoción, da servicio a los mejores talleres de toda la geografía española y, muchos de ellos, no cierran en vacaciones, sino que siguen ofreciendo un servicio cercano y de calidad a todos los automovilistas que necesitan realizar sus reparaciones en estos meses. Agosto es el mes en que más negocios cierran, pero también es el único momento del año en el que muchas personas, que no pueden renunciar a su vehículo para el día a día, aprovechan para realizar esas reparaciones que llevan retrasando todo el año.

Esto resulta cada vez más frecuente entre los clientes de Autotaller La Antigua (Fuerteventura), que no cierra por vacaciones hasta septiembre. "Agosto es uno de los meses en que más trabajo tenemos porque muchos de nuestros clientes se van de vacaciones y aprovechan para dejarnos el coche a reparar mientras están fuera", explica Andrés Domínguez, responsable de este negocio.
Este fenómeno no solo se produce en los archipiélagos, sino que también se reproduce en la capital y en otras ciudades importantes, donde negocios como Autofren (Madrid) cuelgan también el cartel de "Abierto por vacaciones". Juan Bautista Montejano, responsable del negocio, confirma que sus clientes usan a diario el coche para trabajar, llevar a los niños al colegio y muchos otros recados y es, precisamente en agosto, cuando se pueden permitir un parón en ese ritmo de actividad frenética para llevar el coche al taller. "Llevamos un par de años sin cerrar en agosto y, en 2012, este mes fue precisamente el de mayor índice de actividad de todo el año. No nos planteamos cerrar por vacaciones porque los clientes nos demandan ese servicio y nosotros siempre intentamos adaptarnos a sus necesidades", añade el responsable de Autofren.
Los destinos principales destinos turísticos de estas fechas, sobre todo las zonas costeras, son también áreas en la que es importante ofrecer un servicio profesional y de calidad para las reparaciones de pintura. En Denia, por ejemplo, Talleres Salvá abre sus puertas durante todo el verano, tanto para los conductores que disfrutan de sus vacaciones como para la población local.
"En estas fechas cambia bastante el perfil del cliente, no solo los residentes en Denia sino también turistas extranjeros o españoles que vienen de vacaciones o tienen aquí su segunda residencia", explica Toni Salvá, uno de los responsables del negocio.
El aumento notable de la población tiene como consecuencia un mayor número de colisiones y los consiguientes desperfectos de chapa y pintura que hay que arreglar, pero, además, muchos clientes aprovechan las vacaciones para dar un repaso y puesta a punto a toda la pintura del coche y también a la mecánica. Por eso, gran parte del trabajo de estos meses son pequeñas reparaciones. Talleres Salvá es un negocio volcado en la atención al cliente, por eso ofrece otro interesante servicio para los conductores: atención al público y apertura del taller también en sábado.