Audatex, consultora experta en la valoración de siniestros, ha dado un paso más dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) sumándose a la campaña Muco 2014, que lucha contra la fibrosis quística, una enfermedad genética que afecta a unas 70.000 personas en todo el mundo.

Esta acción se enmarca dentro de la iniciativa filantrópica LIFT ("Life Is Full of Transformation"), construida alrededor de la participación activa de los empleados de la compañía en todo el mundo. El grupo Solera tiene el convencimiento de que debe aprovechar su presencia en 70 países y la fortaleza de sus 4.500 trabajadores en plantilla para marcar la diferencia en las vidas de los demás. Por eso, la consultora ha invertido cerca de un millón de dólares en este plan de responsabilidad corporativa.
Audatex cree firmemente en las segundas oportunidades y, en virtud de esta política, ha querido volcar sus esfuerzos también de puertas hacia dentro y tender la mano a uno de sus trabajadores, Gaétan Huillet. Este empleado de la consultora tiene un hijo de tres años, Basile, que lleva conviviendo con la fibrosis quística desde que nació y, en breve, acabará necesitando un trasplante de pulmón.
Los fármacos y los tratamientos de fisioterapia respiratoria que necesitan los afectados, suponen un coste importante para sus familias, que a veces pueden afrontar difícilmente. Consciente de esta realidad, Audatex ha querido solidarizarse con la asociación sin ánimo de lucro Vaincre la Mucoviscidose y contribuir a su campaña Muco 2014. Bajo el lema: "Dale vida a pacientes con fibrosis quística", recaudarán 70.000 euros durante seis meses en una plataforma online especializada en recoger donaciones dentro de un entorno seguro.
Esta iniciativa solidaria quiere servir también para visualizar la fibrosis quística y, para conseguirlo, la consultora ha querido establecer un paralelismo entre la asfixia que provoca el esfuerzo de correr y la que sufren a diario los afectados. No hay mejor forma de tomar conciencia que vivir la experiencia y, por eso, el equipo de Audatex pondrá mañana viernes sus piernas a funcionar en el club de fitness Holmes Places de Alcobendas, que cede sus instalaciones gratuitamente para que puedan alcanzar los 4.500 kilómetros corriendo, sobre la bicicleta o en la elíptica. La consultora donará esta distancia en euros, dando así un empujón a la campaña social de Huillet.
La iniciativa se inspira en la filosofía "Be uncommon" de la compañía, basada en un principio que sus empleados practican en su vida cotidiana: trabajar con el convencimiento de que el 20% impulsará al 80% restante.
No obstante, Audatex quiere extender el reto más allá de sus departamentos y, por eso, invita a la comunidad runner a que se sume a la carrera de fondo que supone esta lucha contra la fibrosis quística a través de las redes sociales. Facebook servirá de plataforma para que los corredores puedan expresar su solidaridad dedicando sus logros deportivos a quienes sufren esta enfermedad.
Los participantes deberán subir a sus perfiles fotografías que los retraten mientas corren y acompañarlas de un comentario que incluya el número de kilómetros conseguido junto al hashtag #muco2014. El objetivo es cubrir, entre todas las aportaciones, un recorrido virtual de 70.000 kilómetros ??"uno por cada euro que los que necesitan- ante de diciembre.
Aquellos que no dispongan de una cuenta de Facebook y quieran contribuir, pueden mandar un correo electrónico con su mensaje desde la página web habilitada para esta campaña. Esta maratón 2.0. es independiente de las donaciones. Se puede contribuir en kilometraje, euros o colaborar haciendo ambas cosas porque, como reza la campaña, lo importante es aunar fuerzas.
El proyecto, que se inició en Francia, cuenta con un fuerte respaldo popular gracias al que se ha conseguido recaudar ya más de 44.800 euros, lo que supone un 64% del total. Gaétan Huillet está convencido de que último este empujón de Audatex a la campaña logrará hacerles cruzar la meta soñada.
Esta iniciativa se suma a una larga lista de acciones solidarias emprendidas por Audatex en los últimos años, para hacer que el binomio empresa y sociedad sea cada vez más tangible. Entre ellas, se encuentra el proyecto de colaboración con la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Madrid (ASION) para la creación de un campamento de verano en 2012, que sirvió como espacio terapéutico y de ocio, para una veintena de jóvenes enfermos de entre 7 y 13 años.
El compromiso de la compañía se extiende más allá de nuestras fronteras. Este año, han brindado también su apoyo a Lotus Kids Club de Senhoa Foundation (LKC). Se trata de un programa dedicado a la defensa de la educación que, además, busca poner fin a la violencia doméstica y la trata de personas. Tiene su sede en el área de Banteay Chas, en las afueras de Siem Reap, donde las familias se ganan la vida mediante la recogida de materiales reciclables en los basureros locales. Con un ingreso promedio diario de 5.000 rieles (1,18 euros), la comunidad sufre las consecuencias de la pobreza extrema. En este contexto, los voluntarios luchan por sembrar unas raíces fuertes para conseguir un cambio duradero.