Autobrillante apoya la implantación de la economía circular en los talleres españoles mediante las nuevas fundas para asientos hechas de plástico reciclado post-consumo 70% con certificación Aenor, así como con la novedosa gama Blue Sea en polipropileno 100% de alta reutilizabilidad.

En su catálogo de materiales de protección para el automóvil en el taller, Autobrillante ya disponía de fundas para asientos ECO en polietileno blanco de baja densidad, compuesto por material virgen y reciclado al 50%. Sin embargo, para la fabricación de las nuevas fundas se emplea una proporción superior de reciclado, además de tener un grosor mayor: en torno a las 50 micras frente a las 18/25 micras de las fundas ECO. Con esto se consigue un producto mucho más seguro frente a roturas, permitiendo la reutilización de cada funda un mínimo de cuatro veces.

Autobrillante ha editado un vídeo explicativo en el que puede verse el proceso de producción de las fundas, las ventajas que tienen para el taller o el medio ambiente, y los beneficios de la economía circular que promueven los productos hechos con plásticos reciclados post-consumo. Estos materiales provienen del consumo masivo generado en nuestros hogares, las instituciones, el comercio, etc., han sido separados desde la fuente y manipulados por empresas especializadas en reciclaje.

Por otro lado, la nueva gama de fundas Blue Sea de Autobrillante está fabricada con un 'tejido no tejido' de polipropileno 100%, constituido por filamentos continuos de este material dispuestos al azar y soldados térmicamente mediante un proceso de calandrado. El resultado es un material muy resistente, 100% reciclable, que puede reutilizarse un mínimo de 20 veces gracias también a su grosor de 40 micras. Esta última característica, tanto en los materiales post-consumo 70% como en la gama Blue Sea, reduce el precio unitario de la funda por cada reparación, al tiempo que incrementa su competitividad frente a otros productos no reciclados del mercado.

El uso de ambos productos beneficia al medio ambiente al reducir el consumo de plástico en el taller y, en consecuencia, la huella de carbono de la empresa. Además, las fundas post-consumo 70% de Autobrillante son las únicas que cumplen con la certificación Aenor PNE 53930-2 para bolsas de polietileno con alto contenido en reciclado, cuya publicación oficial está prevista para septiembre de 2019. Autobrillante ha colaborado en el desarrollo de la nueva normativa, que se enmarca dentro de la estrategia gubernamental de fomento de la economía circular.

Tanto las fundas de plástico reciclado post-consumo 70%, como con la gama Blue Sea, se integran en el catálogo de Autobrillante de materiales de protección para el automóvil en el taller. Además, ofrece una gama de productos personalizables con el nombre o logotipo de la marca o el taller, como las propias fundas de asiento.