Automotor y Ventas es, desde el pasado mes de mayo, nuevo miembro de la gran familia de expertos en chapa y pintura CertifiedFirst. "Sabemos que la eficiencia y el trabajo bien hecho son la clave para fidelizar a nuestros clientes, pero eso no basta para abrir mercado a nuevos automovilistas", comenta Antonio Matarranz, gerente de este taller madrileño.

 

"Cuando nos planteamos cómo hacerlo vimos que con CertifiedFirst tendríamos el apoyo, asesoramiento y formación necesarios, tres pilares básicos para conseguir nuestra meta, y no lo dudamos", agrega acto seguido.

El taller abrió sus puertas hace más de treinta años de la mano de Antonio Matarranz padre, nos revela su hijo. "Siempre hemos estado en el mismo sitio, en la calle Valentín Beato número 8 de Madrid, muy cerca de la calle Alcalá. Hace mucho que estamos vinculados con Nissan, pero vimos que necesitábamos algo más y en 2010 decidimos abrir justo en frente otro taller, este multimarca".

Así que ahora contamos con 3.500 m2 de instalaciones entre los dos talleres, prosigue. El que acaba de entrar dentro de la red CertifiedFirst, concretamente, cuenta con 1.300 m2 y una plantilla de once profesionales.

La eficiencia es sin duda el leitmotiv de Automotor y Ventas. El mercado actual es complicado: hay muchos intermediarios entre el cliente y el taller y cada día se exigen más servicios sin que ello suponga una mayor rentabilidad. "Pero lo que nunca puede fallar es la eficiencia. Si conseguimos ser eficientes, los problemas y los inconvenientes quedan relegados a un segundo plano. Sabemos que si hacemos un buen trabajo el cliente quedará satisfecho y conseguiremos fidelizarle".

"El cliente que trae el coche a nuestro taller espera una calidad determinada y una serie de servicios concretos. Creo que el que más demandan tanto particulares como aseguradoras es la agilidad en la reparación. También exigen soluciones de movilidad como vehículos de sustitución, servicio de recogida y entrega... Y las aseguradoras, por su parte, también exigen transparencia en la gestión, con unos costes comedidos y adaptados a los parámetros que tienen estipulados", concluye.