Axalta Coating Systems, destacado proveedor mundial de pinturas y recubrimientos líquidos y polvo, acaba de abrir unas nuevas oficinas comerciales en Sant Cugat del Vallès, cerca de Barcelona.

Las instalaciones, de 550m2, son la sede de los negocios de recubrimientos en polvo, líquidos industriales, OEM y repintado de automóviles de Axalta y están diseñadas para dar la bienvenida a los visitantes con una sala de exposición dedicada a mostrar la familia de recubrimientos en polvo de las marcas de la compañía, cuatro amplias salas de reuniones y un área de recepción.

"Sant Cugat forma parte del CIT - Catalonia Innovation Triangle - y del Proyecto Aceleradora de Empresas de Catalunya, lo que la convierte una importante área de negocio, con la ventaja añadida de ofrecer a clientes y empleados un fácil acceso por vía aérea, autopista y tren", explicó Mercè Berengueras, directora de las oficinas de Sant Cugat y de Marketing de Axalta Powder Coatings en España y Portugal.

"Con un nuevo y moderno complejo en Sant Cugat Park, esta nueva instalación demuestra nuestro compromiso con ambos mercados: el español y el europeo", agregó seguidamente.

Así, en la sala de exposición de recubrimientos en polvo, los visitantes de las oficinas pueden ver ejemplos de todos los colores RAL que las marcas de pintura en polvo de Alesta de Axalta ofrecen en cuatro acabados diferentes.

Los empleados de Axalta en España ya se han trasladado a la nueva ubicación y la inauguración oficial se celebró con clientes en abril.

Esta noticia llega tras otros anuncios de inversiones recientes, pues en marzo de 2014 Axalta expuso una inversión de 60 millones de dólares en Wuppertal, Alemania, para construir una fábrica de última generación de recubrimientos industriales de base agua.

Anteriormente, febrero de 2014, la compañía anunció la tercera fase de un programa de inversión de tres años de 32 millones de dólares para expandir la capacidad de producción de productos de base agua en Brasil.

Axalta también está ampliando su capacidad de base agua en Shanghai para satisfacer el crecimiento de producción de automóviles en China. La inversión de 50 millones de dólares en el país chino, fue desvelada en mayo de 2013 y la compañía puso la primera piedra de la construcción de Shanghai el pasado mes de enero.