Axalta Coating Systems ha desarrollado una nueva generación de espectrofotómetros altamente innovadoras para cada una de sus tres marcas premium de repintado -Cromax, Spies Hecker y Standox- a través de la división de la compañía en EMEA.

Una introducción gradual por mercados dará a los clientes de Axalta acceso a una herramienta potente, con Wi-Fi, de medición digital del color que permite lecturas rápidas y precisas, tanto del color de la pintura como del efecto en un solo paso. Los nuevos mini espectrofotómetros se han diseñado para trabajar de forma integrada con el software de recuperación de color y gestión de productos basada en la nube de Axalta.

Gracias a su pequeño tamaño, estos nuevos dispositivos de medición del color puede ser utilizados con una sola mano. Otras nuevas tecnologías incorporadas en los dispositivos incluyen pantallas a color sensible al tacto y luces LED de colores que indican el estado de la medición del color: verde indica una lectura exitosa, azul indica al operador que la lectura está en curso, y la alerta roja avisa al usuario de que debe repetir el proceso.

El futuro de la gestión de color en los talleres de carrocería es claramente digital. Mediante la inversión en tecnología de medición de vanguardia y el diseño de un pequeño espectrofotómetro intuitivo, cómodo, fiable y rápido de usar, Axalta está ayudando a aumentar la velocidad de los procesos de trabajo para talleres de carrocería, para que sean capaces de reparar más coches cada día sin comprometer la calidad “, destaca Martin Wulf, responsable de Marketing de Color para Axalta Refinish Systems en EMEA.