Domingo Alonso Group es un grupo empresarial canario vinculado a los negocios de automoción como importador, desde los concesionarios y la movilidad, así como a la logística o las tecnologías, entre otras actividades. En la actualidad, opera en más de 35 mercados en 3 continentes: Europa, América y África, distribuyendo más de 20 marcas. El grupo cerró 2017 con más de 31.800 unidades matriculadas y una facturación de 960 millones de euros. El último hito en su apuesta por la mejora continua de procesos lo marca la llegada de la tecnología MoonWalk a la compañía.

En este sentido, Agustín Borrego, gerente de Posventa en Domingo Alonso Group en los concesionarios Audi, Volkswagen y Skoda, presentes en las dos provincias canarias, nos habla de las ventajas que ha supuesto para el área de carrocería la incorporación de la revolucionaria tecnología de MaxMeyer. “No es fácil destacar una ventaja para el taller que apuesta por MoonWalk. Uno de los motivos por los que nos decidimos a instalar MoonWalk es su precisión a la hora de preparar el color para cada intervención. Ahora, los colores son mucho más exactos y, además, el profesional puede seguir trabajando mientras el color se prepara en la máquina, con lo que convertimos en tiempo productivo esos tiempos que antes se empleaban en la preparación de la pintura”.

De hecho, uno de los elementos más visibles en el área de carrocería es que sus pintores han ganado en productividad. “En nuestras instalaciones tenemos dos pintores, y mientras uno pinta en cabina, el otro trabaja programando con MoonWalk las bases de pinturas y colores previstos para ese día, permitiendo que se vayan haciendo uno tras otro. De este modo, este pintor ahora puede realizar otros trabajos en esos 5 ó 10 minutos que antes empleaba en cada preparación de producto. Y, claro, todo ese tiempo es dinero”.

En este sentido, el gerente apunta que “aunque de momento no tengo datos objetivos en los que apoyarme, mi percepción es que hay más agilidad en los pasos de vehículos por cabina. Además, prácticamente hemos eliminado los difuminados que antes eran inevitables en algunos trabajos para conseguir una mejor igualación de color, al obtener, gracias a MoonWalk, colores más exactos, con lo que los pintores ya no tienen que emplear tiempo en esas correcciones”.

Otro de los beneficios que, según Agustín Borrego, han podido constatar es que con MoonWalk el ahorro de material es considerable. “Primero, porque cuando un técnico realiza una preparación tradicional de la mezcla, a mano, los errores son inevitables, con lo que al final tienes que emplear más material del realmente necesario. La pintura utilizada es más exacta y ya no hay sobrante. Además, con el anterior sistema era complicado que el pintor pudiera apurar al máximo el contenido de cada bote de pintura. En cambio, ahora, se consume hasta quedar completamente vacío”.

Asimismo, otro aspecto en el que MoonWalk ha mejorado el día a día en Domingo Alonso Group es en el cálculo de pintura también para pequeñas cantidades. “Al ser concesionarios, apunta Agustín Borrego, entregamos muchos coches nuevos que incorporan algunos extras que instalamos nosotros con la misma calidad que si vinieran de fábrica. Es el caso de los sensores de aparcamiento. Antes, teníamos que utilizar en torno a 100 gramos de pintura para estos pequeños trabajos de repintado y ahora esa cantidad se reduce a 10-12 gramos, lo que supone también un ahorro considerable”.

Para el gerente de Posventa de Domingo Alonso Group, otro de los aspectos en los que Moonwalk ha supuesto un cambio a mejor en el área de pintura “es que ofrece un control exacto y en tiempo real del stock de material, algo que antes, al hacerse a mano no ocurría. Ahora, como todo el material que entra y sale de la máquina queda registrado de forma automática, ésta conoce en todo momento la cantidad que hay y que se consume de cada producto. Antes, si faltaba, por ejemplo, una base, el técnico tenía que parar su trabajo, llamar al proveedor, y esperar a que el material llegara, algo en lo que, en muchas ocasiones, se te iba todo el día. Ahora, gracias a MoonWalk tenemos todo parametrizado para que, de forma automática, la máquina haga el pedido al proveedor en el momento que el material esté a un 20% de terminarse, con lo cual tenemos garantizado que cuando se acabe, el distribuidor tendrá listo el material nuevo. Sin esperas”.

Por último, aunque no menos importante, Agustín Borrego señala la limpieza como un aporte de valor más de MoonWalk. “Nosotros somos un concesionario Audi, Volkswagen y Skoda de referencia en Canarias, líderes en tecnología, y que también apostamos por el orden y la limpieza. Y todo ello nos gusta mostrarlo. Tenemos muchas visitas de fabricantes, de clientes… a los que les enseñamos con orgullo nuestras instalaciones, de las que nos gusta presumir por su estructura, diseño… Sin embargo, antes era inevitable que en la zona de pintura siempre hubiera alguna mancha por pequeña que fuera. Ahora las manchas se han reducido a cero. De hecho, la máquina está en una zona visible para cualquiera que visite nuestras instalaciones, y no da ningún pudor mostrarla pues no hay ningún resto de pintura ni en la máquina ni en el suelo”.