Uno de los objetivos principales de la Confederación Española de Talleres (Cetraa) es informar en todo momento a los usuarios sobre los baremos de pinturas en programas de valoración, entre los que se encuentran los que se aplican a la hora de evaluar los daños en la pintura del vehículo.

 

La problemática surge cuando se trata de tasar el sistema de acabado tricapa perlado (tecnología de pintado basada en tres pinturas, dos bases de color o bicapa y el barniz), pues sólo lo contempla Centro Zaragoza, siendo la única entidad que permite que cuando se procede a estimar los daños causados en un vehículo que posee estas características, no surja ningún impedimento para realizar su correcta evaluación.

Por otro lado, los baremos más utilizados son los de Cesvimap, que afectan únicamente a los modelos de vehículos que presentan el equipamiento bicapa perlado (sistema de acabado basado en dos productos que confieren el color y el barniz).

Para paliar esta situación, Audatex, consultora en la valoración de siniestros, propone una serie de pasos para realizar una certera evaluación del tricapa perlado:
-Realizar la valoración con bicapa perlado.

-Incluir una posición L-1000 con 10 UT por la preparación del tercer color.
-Incluir otra posición L-1000 con el 20 a 25% del valor que salió en la primera valoración en concepto de tiempo y materiales de pintura, sin contar con la preparación.

Cetraa considera que los parámetros a los que se recurra para determinar las valoraciones siempre tienen que preservar los derechos del usuario. Además, insiste en que es necesario proporcionar soluciones a este vacío existente en torno a los sistemas de evaluación referentes al acabado tricapa perlado.