La marca Glasurit, gracias a su nuevo acabado, permite que el coche presente el mismo aspecto que el primer día, utilizando únicamente productos de máxima calidad. En este sentido, la firma recuerda que algunos compuestos tardan entre cuatro y seis semanas en evaporarse, tiempo necesario para que la nueva pintura endurezca por completo.

Durante este período sólo debe lavar el vehículo con agua limpia, sin aditivos de ningún tipo, y secarlo con una gamuza suave de piel. Transcurrido este plazo los sistemas de lavado a presión y los lavados automáticos no plantearán ningún problema.

Además de lavarlo, es recomendable aplicar una mano de cera dos veces al año. Las sustancias agresivas, como excrementos de pájaros, savia de árboles, insectos, etc., siempre deben eliminarse inmediatamente.

Después del lavado aplique un pulimento suave y finalice el trabajo con cera protectora, que actúa de barrera adicional contra los agentes atmosféricos y proporciona un acabado de alto brillo.

También puede devolver el brillo a la pintura envejecida, a través de un pre-tratamiento con un agente limpiador de pintura específico. Luego aplique un pulimento renovador de pintura y finalice el proceso con una capa de cera protectora.

Todos los acabados de pintura tienen un efecto repelente al agua. Sin embargo, cuando las gotas de agua empiezan a extenderse por la pintura en lugar de formar pequeñas gotas, es el momento de volver a aplicar cera al vehículo.

Nunca lave ni encere el vehículo a la luz directa del sol, ya que la superficie caliente es más sensible que en otras situaciones.

Glasurit recomienda asimismo revisar anualmente la pintura, para ver si presenta impactos de piedras y otros daños, pues reparando periódicamente los defectos de la pintura se puede impedir la aparición de corrosión.