R-M, destacada firma de pinturas, fue uno de los principales protagonistas de las II Jornadas Técnicas de Automoción, celebradas en La Vall d'Uixó (Castellón), mediante su exposición ‘La importancia de la imprimación-aparejo: calidad y rentabilidad de proceso'.

Rocío Maldonado, jefe de soporte de ventas técnico, recalcó que una de las propiedades del aparejo es ser capaz de absorber el impacto del salto de gravilla. De este modo, la película aparejo protege el sustrato frente al paso de la humedad exterior, “aspecto relevante dependiendo de la zona geográfica en la que se trabaje”. De hecho, la salinidad   es un factor que potencia la corrosión. “Al aplicar correctamente la imprimación-aparejo, se aprecia una notable diferencia, debido a que así ninguna gravilla es capaz de romper esa capa”, apuntó Maldonado, antes de añadir que el salto de gravilla no la podemos evitar, pero sí la corrosión, que es el daño más grave que presenta un vehículo en la pintura.

Seguidamente recordó que en épocas de crisis como las actuales “debemos potenciar todo aquello que nos diferencie”, en una profesión en la que cuenta mucho el “amor propio para hacer un buen trabajo”. En definitiva, el acabado de la pintura es lo primero que evalúa el cliente cuando se entrega el coche.

Por su parte, José Ortega, jefe de soporte de ventas comercial de R-M, expuso como básico entregar al cliente garantía y calidad. “Si no seguimos el proceso correcto, no estará satisfecho: vamos a salvar dinero para el taller, pues su negocio está en no repetir”.

Ortega resumió a continuación las expectativas de mercado para el conductor (que le igualen el estado original del vehículo y garantía de reparación) y el taller (ausencia de repeticiones y rentabilidad del proceso en tiempos y materiales).

Para lograr estos objetivos, los responsables de R-M presentaron productos como las imprimaciones-aparejo húmedo sobre húmedo Extrasealer Black y White, que consiguen nuevos niveles de rapidez y eficiencia en la preparación y el repintado de piezas nuevas  de origen y están perfectamente adaptados a las reparaciones rápidas de daños leves, mediante una óptima adherencia para todo tipo de sustratos.

Asimismo, sus imprimaciones-aparejos lijables, como Profiller Black o Grey, brindan un fácil lijado y rápido secado. Mientras, el PerfectFiller, aparejo lijable de gama alta, da la posibilidad de cubrir toda la gama de colores con dos productos, que nos permiten trabajar toda la escala de grisis.

Finalmente, el Speedflash S “new” es un aditivo acelerante que podemos usar tanto con las lacas VOC como con PerfectFiller, proporcionando máximo ahorro en costes de energía y tiempo.