La nueva tienda online de ChipEx permite realizar un pedido en pocos minutos. A través de ella, los clientes españoles pueden identificar el color exacto del modelo de su vehículo, ya sea usando el código del fabricante o introduciendo algunos datos como la marca, el modelo y el año de fabricación del coche. El kit de pintura de retoques se envía a producción justo después de recibir el pedido, por lo que el cliente lo tiene a su disposición pocos días después.

La cartera de la compañía, con sede en el Reino Unido, incluye más de 90.000 tonos de la mayoría de los fabricantes de coches, desde Mercedes-Benz a Nissan, pasando por Toyota, BMW, Ford, VW o Tesla, además de colores para modelos de los vehículos más antiguos.

En cuanto a los pasos a seguir para su aplicación, en primer lugar se aplica la pintura sobre el arañazo o daño. El usuario puede incluso ayudarse con su dedo para extenderla (el kit incluye unos guantes protectores), evitando así los errores de aplicación de pintura. A continuación, es necesario dejarla secar un breve espacio de tiempo. El exceso de color puede eliminarse tras apenas 30 segundos aplicando la solución de mezcla. Para obtener el mejor resultado posible, Chipex recomienda pulir la zona con el paño de microfibras facilitado.

A diferencia de muchos rotuladores para carrocería, ChipEx, para pinturas de color sólido y la mayoría de color metalizado, no deja marcas de exceso de pintura al aplicarse adecuadamente e incluso el uso de barniz es innecesario gracias a la composición química de la pintura. Según la empresa, el producto ofrece un acabado uniforme y con un color muy preciso difícil de distinguir a simple vista de la pintura original. El tiempo de endurecimiento de la pintura, después de su aplicación, es de unos 15 días, dependiendo de las condiciones meteorológicas. El acabado es duradero y puede lavarse. Si se aplica de forma incorrecta, se puede eliminar la pintura usando la solución de mezcla.

“No existe ningún producto en el mercado que ofrezca una solución tan completa y que proporcione resultados reales”, declara Johnny Graham, fundador de ChipEx. "El daño causado por la gravilla en vehículos en todo el mundo es considerable, así como suelen ser los costes de reparación y devaluación. Con el kit de reparación ChipEx podemos resolver estos problemas de forma sencilla y asequible".

El kit de reparación está disponible en tres tamaños y con un periodo de almacenamiento de hasta cuatro años. Además de la pintura de retoque, la solución de mezcla y la cera de acabado, cada kit contiene cepillos, paños de pulido y guantes de nitrilo. La pintura de retoque ChipEx ha sido probada y certificada por la empresa alemana TÜV Rheinland. La empresa realiza el envío de sus pedidos a través de DHL, por lo que el cliente lo recibe normalmente entre uno y dos días hábiles.