Para obtener la mejor igualación del color en la reparación de vehículos, Nexa Autocolor dispone de su espectrofotómetro RapidMatch. Con el espectrofotómetro RapidMatch, las búsquedas son más rápidas y precisas, consiguiendo así mejorar la productividad y optimizar el proceso de reparación, garantizando al mismo tiempo una reparación de gran calidad.

Gracias a sus 5 lentes dispuestas en ángulos específicos, el espectrofotómetro RapidMatch consigue una lectura óptima del color y de los efectos de las partículas metálicas. Además está diseñado con una forma ergonómica para una mejor sujeción del dispositivo. Su bajo peso y su tamaño lo convierten en un dispositivo portátil que permite utilizarlo tanto en el taller, como en cualquier otro lugar.
Tras la medición del color RapidMatch busca en toda la base de datos de fórmulas de Nexa y proporciona el mejor resultado posible para la igualación del color. La lista de resultados muestra un índice de ajuste, indicando de una manera muy clara la proximidad del resultado encontrado al color del vehículo. Además, para colores poco comunes, dispone de una funcionalidad que permite aproximar el mejor resultado disponible en la base de datos de Nexa Autocolor al color del vehículo mediante cálculos matemáticos, permitiendo igualar colores poco populares o vehículos repintados.
RapidMatch es un espectrofotómetro de alta calidad, avalado por más de 1.000 talleres que lo utilizan a diario en toda España.