En la actualidad, los fabricantes de vehículos ofrecen una gran variedad de niveles de brillo para todo tipo de piezas, desde carrocerías completas hasta embellecedores y paneles. R-M propone a los talleres una solución sencilla para que puedan ofrecer una gama de acabados desde el mate profundo hasta un brillo semisatinado sin necesidad de pasta matificante ni aditivos especiales; la solución perfecta es Matt Shade Concept, que incorpora lacas Silicatop y Satintop.

Matt Shade Concept de R-M constituye la solución perfecta para acabado y reparación gracias a su facilidad de aplicación, ya que usa disolvente y endurecedor estándar R-M, dos capas que proporcionan el efecto óptimo y un acabado duradero. La facilidad de uso y la flexibilidad de estos productos hace que el taller R-M pueda ofrecer acabados y servicios autorizados de los fabricantes originales, así como proporcionar a los clientes acabados vibrantes para vehículos personalizados.

Mezclando las dos lacas pueden conseguirse todos los tipos de acabado mate, incluyendo los tonos mate específicos de los fabricantes originales, que tienen distintos niveles de brillo en las superficies verticales y horizontales. R-M, además, ofrece la herramienta Matt Shade para que los profesionales consigan la mezcla perfecta.

La aplicación no podría resultar más sencilla, ya que no se necesitan aditivos especiales. Tanto Silicatop como Satintop utilizan los populares endurecedores H9000 y H420, así como el aclamado disolvente SC850. Tampoco se necesitan técnicas especiales para conseguir el acabado satinado o mate perfecto. Los reacabadores profesionales que utilicen una pistola HVLP con alimentación por gravedad estándar o una pistola homologada solo tendrán que aplicar dos capas, dejando que el material se vaporice tras cada una de ellas hasta resultar mate, y secar la pieza durante 30 minutos a 60° C.