La empresa Miarco, especializada en la comercialización y transformación de cintas adhesivas, incorpora a su gama de soluciones de enmascarado la nueva cinta Chicane, reforzando así su línea de tapado. El lanzamiento de este producto, destinado al sector de la reparación de vehículos, es el resultado de una investigación fruto de un estudio de mercado llevado a cabo en colaboración con varios talleres a lo largo de todo el territorio nacional.

Esta cinta, que responde a una necesidad real en el mercado según Miarco, es especial para el tapado de gomas y juntas móviles y supone una evolución dentro de las cintas de carrocero. Las zonas de juntas entre piezas y elementos móviles, como puertas, capó y portones, son más complicadas y requieren una mayor inversión de tiempo y materiales. Chicane está pensada para ayudar al taller a agilizar el proceso de tapado y dedicar el tiempo a la pintura.

Entre otras ventajas, este producto permite enmascarar un coche hasta en la mitad de tiempo, ahorrar en materiales reemplazando el uso de burletes y cintas de carrocero, y obtener un mejor acabado en las juntas, ya que la cinta evita que la pintura alcance el interior del vehículo y difumina el corte de pintura.

La nueva cinta Chicane de Miarco, que se presentó en el marco de Motortec Automechanika Madrid, supone “una importante revolución en el proceso de enmascarado de un vehículo y busca convertirse en una pieza fundamental para el taller”, destacan desde la empresa, que también ha lanzado una página web en la que los profesionales del sector podrán ampliar y consultar todo lo relacionado con la nueva cinta.