Glasurit lleva trabajando muchos años en ofrecer a sus socios soluciones que les ayuden a desarrollar su negocio de una manera más eficiente y sostenible. Por ello, en colaboración con su Distribuidor Oficial Cepisa, han instalado por primera vez en un taller Glasurit una máquina de mezclas automática Daisy Wheel.

“Motor Mecha, referente absoluto en la zona, apuesta por la innovación y las soluciones sostenibles, por lo que era el candidato ideal para ser piloto de esta nueva herramienta desarrollada por Fillon Technologies”, comenta Álvaro Moreno, responsable comercial de Cepisa.

DW Glasurit   Mecha 2

Esta máquina de mezclas automática ofrece una mayor precisión en la mezcla de colores “listo al uso”, reduciendo el consumo y la generación de residuos. Gracias a su precisión de dosificación (+/-0,05 g), la preparación del color es más precisa y limpia, limitando así los riesgos para el medio ambiente y la salud del usuario.

Daisy Wheel se basa en cuatro principios básicos: compactibilidad, conservación óptima, almacenamiento y precisión. Esta máquina contiene el equivalente a una máquina de mezcla convencional pero con envases de 0,5 y 1 L, que, combinados con una rotación secuencial de cuatro rotaciones por hora, supone una solución para obtener la cantidad exacta para cualquier tipo de reparación.

Tal y como han asegurado desde Motor Mecha, “tras varios meses de pruebas podemos decir que disponer de este tipo de herramientas en un taller de gran volumen aporta una gran agilidad en el proceso de reparación, ya que mientras la máquina está elaborando el color tú puedes estar haciendo simultáneamente otras tareas. Sin duda, se trata de una gran innovación. Hace años no nos podíamos imaginar el disponer de una máquina que hiciera los colores por ti y ahora ya es una realidad”.