Tras encontrar algún pequeño golpe o arañazo al poco tiempo de pasar por el taller de chapa y pintura, el usuario optaba, en la mayoría de los casos, por seguir circulando con ese desperfecto en la carrocería de su vehículo hasta que un daño mayor le obligara a pasar de nuevo por el taller.

Nexa Autocolor propone Colour Smile para disimular esos pequeños daños (arañazos, abolladura, impactos de grava,...) y mantener más tiempo el buen aspecto del vehículo que acaba de ser sometido a una intervención de chapa y pintura en uno de sus establecimientos.

Esta solución para el taller de reparación de carrocería de Nexa consiste en un colgador que incorpora un adhesivo con diferentes formatos y tamaños. El profesional del repintado sólo tiene que aplicar en el espacio habilitado en el colgador la misma pintura que vaya a utilizar para la reparación del vehículo. Así, el cliente podrá más adelante recortar la pegatina con el mismo color con el que está pintado su vehículo, con la forma y tamaño que mejor se adapte al pequeño desperfecto que pueda surgir en su vehículo y disimularlo de forma temporal.

“Con Colour Smile de Nexa Autocolor, el taller de carrocería no sólo mejora su imagen o la percepción que tenga el cliente del servicio prestado, también permite al taller dar a conocer qué pintura se ha empleado y la calidad de la marca que la avala... Y todo, con una solución percibida de forma muy positiva por el usuario”, destacan desde la marca de pintura.

Para obtener más información sobre Colour Smile, los profesionales interesados pueden ponerse en contacto con su distribuidor habitual de Nexa Autocolor.