En los talleres de reparación españoles, el 60% de las reparaciones la constituyen golpes en las que están implicadas sólo una o dos piezas. Para reparar esos daños, R-M ha lanzado Light Filler Grey P2530, que permite la reparación de daños pequeños o medianos sobre cualquier tipo de sustrato, ya sea plástico o metal desnudo.

Este producto se seca por rayos ultravioleta, es monocomponente y seca en apenas cinco minutos mediante casi cualquier lámpara UV. A diferencia del secado por infrarrojos, los rayos UV no son dañinos para la salud, por lo que basta con que el pintor se proteja con unas simples gafas de protección ocular. Además, no se desperdicia producto, ya que si sobra material durante la aplicación, basta con almacenarlo en un lugar a salvo de la luz y puede ser usado hasta más de un año después.

Asimismo, Light Filler Grey P2530 puede ser aplicado en cualquier zona del taller y no emite componentes que dañen el ozono de la atmósfera.