“Para explotar al máximo la productividad y los beneficios, las actividades de un taller de carrocería deben ser rápidas y flexibles,” explica Ed Hilborne, Global Segment Manager de AkzoNobel, Vehicle Refinishes. “Sikkens Autoclear Aerodry combina lo mejor de esos dos mundos en un sólo producto”, continúa el responsable. “Ofrece distintas opciones de secado, desde cinco minutos en la cabina hasta 45 minutos a temperatura ambiente, optimizando el uso de la cabina”.

Autoclear Aerodry se ha desarrollado para solucionar la compleja gestión de la disponibilidad de la cabina en los talleres de carrocería. Para liberar espacio para otra reparación, el profesional sólo tiene que mover el vehículo o panel anterior tras los cinco minutos de evaporación y dejarlo secar al aire otros 45 minutos.

Si el problema es un plazo de entrega ajustado, el taller puede optar por un secado en cabina de cinco minutos a 60° C. A continuación, en cuanto la superficie se haya enfriado a temperatura ambiente, ya está listo para el pulido.

“Se trata de incrementar los beneficios del taller con un proceso de trabajo más flexible” dice Víctor Monteagudo, Technical Coordinator France & Iberia. “Autoclear Aerodry le ofrece la capacidad de decidir qué método se adapta mejor a sus necesidades conforme planifica sus trabajos diarios. Además, aprovecha al máximo la eficiencia del proceso gracias al ahorro de tiempo, energía y mano de obra que supone en todo el ciclo de la reparación”.

La mezcla es rápida y sin errores, con un ratio de mezcla de 100:100, destacan desde AkzoNobel. Para aumentar la flexibilidad, se dispone de dos endurecedores que se pueden utilizar con Autoclear Aerodry. La aplicación de una vez, sin necesidad de tiempo de evaporación entre manos, es posible cuando se trabaja con varios paneles. El pulido también es rápido y sin esfuerzo, de forma que se minimizan los tiempos no productivos.