Spies Hecker proporciona una identificación digital del color más fácil y móvil con la nube Phoenix Cloud. Gracias a una base de datos online y la conexión Wi-Fi entre los diferentes dispositivos del taller, todo el proceso -desde la medición del color y la búsqueda de la fórmula correspondiente, hasta la selección de la fórmula de color más adecuada- se puede controlar desde cualquier lugar del taller, incluso desde la oficina.

Hasta el momento, el elemento central en la gestión digital del color era un ordenador o un sistema PC, instalado de forma permanente en la sala de mezclas. En cambio, con la nube Phoenix Cloud, Spies Hecker ofrece una avanzada solución tecnológica y ahora todos los procesos de gestión del color se pueden controlar desde cualquier dispositivo móvil con conexión a internet.

Spies Hecker Phoenix Cloud

Esta nueva tecnología permite que toda la información y las fases de trabajo converjan en la nube Phoenix Cloud. Una red Wi-Fi conecta todos los dispositivos necesarios, desde el espectrofotómetro ColorDialog Phoenix, a una balanza IP o una impresora IP. Y el control de los dispositivos individuales ya no se tiene que hacer necesariamente desde la sala de mezclas. La nube Phoenix Cloud trabaja con todos los dispositivos con conexión Wi-Fi, incluyendo los sistemas de PC que hay en la sala de mezclas y los ordenadores de oficina, además de smartphones o tabletas.

Dependiendo del nivel de digitalización del taller, Spies Hecker ofrece a sus clientes tres sistemas digitales diferentes: en la versión conectada sencilla, el sistema Phoenix Cloud Base, el espectrofotómetro está conectado al ordenador. En la versión parcialmente inalámbrica, el sistema Phoenix Cloud Classic, el espectrofotómetro está conectado inalámbricamente a una red Wi-Fi. Y, finalmente, la integración completamente inalámbrica de todos los dispositivos a través de una red Wi-Fi en el sistema Phoenix Cloud Hi-TEC Performance.

Con cada uno de los tres sistemas, los usuarios pueden acceder directamente al programa online de gestión del color Phoenix, que permite comparar los valores del color del vehículo, leídos con el espectrofotómetro, con más de 200.000 fórmulas de color. La base de datos está en constante actualización y, cuando el usuario se conecta a Internet, siempre está al día, lo que significa que las fórmulas de colores nuevos o poco habituales se pueden encontrar de forma segura y precisa.

Otro de los beneficios de la tecnología de gestión del color de Axalta es que los datos se pueden guardar en la nube y asociar a otros sistemas de gestión del taller, como el inventario y los sistemas de gestión de pedidos.