Standox añade 21 básicos más de su gama Standoblue, en envases de 250 ml., con lo que el número total disponible en este tamaño es de 32 básicos. Recordemos que los colores de coches utilizados por los fabricantes de vehículos de equipos originales (OEM) son cada vez más complejos, y globalmente cada año salen al mercado 1.000 colores nuevos.

 

Esto significa que los pintores tienen que ser meticulosos al mezclar básicos para conseguir una reparación exacta al color original. Algunos de ellos, en particular los que contienen pigmentos de efectos especiales, se utilizan en contadas ocasiones e incluso entonces sólo en pequeñas cantidades.

Para la mayoría de los talleres resulta poco práctico almacenar grandes cantidades de estos básicos, por otro lado, necesarios, aunque se utilicen con poca frecuencia.
"Nuestro objetivo es suministrar productos que permitirán a los talleres trabajar con los más altos estándares de calidad y de la manera más eficiente posible", asegura Olaf Adamek, Brand Manager de Standox para Emea.

En palabras del dirigente, estos básicos en envases de 250 ml. son una solución inteligente para los talleres profesionales, ya que reducen el inventario, reducen los sobrantes y generan menos residuos. "Eso se traduce en ahorro económico y también en protección del medio ambiente".

Los avances en la tecnología de pinturas para el automóvil permiten que los básicos de efecto no necesiten ser agitados en la máquina de mezclas, sino que sea suficiente con agitarlos suavemente antes de utilizarlos.