Un taller de chapa y pintura de Meres, en el concejo de Siero (Asturias), sufría un incendio el pasado 21 de septiembre que ha afectado gravemente a las instalaciones. Aunque dentro de la nave estaban el director y un empleado de la empresa, no ha habido heridos, informa El Comercio.

Todavía no se conocen las causas pero, según informó el subinspector de la Policía Local de Siero, los dos trabajadores “escucharon unas chispas” en el extractor de la cabina de pintura y, a continuación, se propagó el fuego. Ambos intentaron sacar todos los coches posibles hasta que el humo les impidió continuar con el rescate.

Además de la nave y los cinco coches que quedaban dentro, el fuego afectó a la pared colindante de una empresa de transportes, en la que no había nadie al comienzo del incendio. La cafetería cercana también podría haber sufrido daños debido a la humedad provocada por el agua.

Según el Cuerpo de Bomberos, “dadas las características del incendio, que se veía desde La Morgal”, el 112 movilizó a la local sierense (que ya estaba sobre aviso) y simultáneamente a los parques de bomberos de La Morgal, San Martín del Rey Aurelio, Villaviciosa, Avilés, Proaza y dos autoescaleras: una de Mieres y otra de Cangas de Onís.

Se desplazaron hasta el lugar del suceso con tres autobombas forestales, tres autobombas urbanas, dos vehículos nodriza, dos autoescaleras, un vehículo ligero y un furgón multisocorro, además del Vehículo de Apoyo Logístico (VAL), efectivos de Guardia Civil y Policía Local.

Una vez en la zona, los efectivos de bomberos atacaron el incendio montando seis líneas de agua para extinguir las llamas y evitar su propagación a las construcciones anexas.

(Foto: Imanol Rimadas / V.C. / E.C. - El Comercio)