ZAPHIRO presenta su nuevo carro de carrocero que, además de aumentar la calidad de las reparaciones y la eficiencia del taller, ahorra tiempo y dinero. Incorpora los soportes, bandejas, cajones y colgadores necesarios para alojar todas las herramientas necesarias para una típica reparación de pintura: lijas, cintas, sprays, además de herramientas como lijadoras y un aspirador de polvo de hasta 45 litros, suficiente para una mayoría de operaciones de lijado.

De reducidas dimensiones (50,8x44,5 cm de planta y 140 cm de altura), el nuevo carro de carrocero ZAPHIRO está dotado con cuatro ruedas giratorias para facilitar su desplazamiento. En el hueco de la parte inferior cabe un aspirador de polvo de 45 litros, cuya manguera puede recogerse en un soporte lateral del carro. En el lateral opuesto se ha dispuesto una bandeja especial para alojar sprays de pintura y un soporte para pulverizadores. A la misma altura y sobre el hueco del aspirador hay un cajón multiuso para todo tipo de herramientas pequeñas, envases de consumibles, recambios, etc.

En la parte superior está la bandeja principal que, por su fácil accesibilidad, es perfecta para depositar los útiles, herramientas y consumibles de más frecuente uso. Un fondo vertical multiperforado sirve para colgar, en soportes específicos, los discos de lija y, en un lateral, hasta dos lijadoras.

El nuevo carro de carrocero ZAPHIRO se une a otros productos para la misma área de herramientas y equipamiento, como la nueva gama de soportes de piezas y carros de enmascarado. Incluye dos modelos de dispensadores con capacidad para tres y cinco rollos de papel o film de enmascarado; un soporte giratorio con ocho barras de fijación y mecanismo de rotación; y otros dos modelos de soportes para piezas ZAPHIRO con estructuras de caballete o tijera.

Con la incorporación a su catálogo del nuevo carro de carrocero, ZAPHIRO renueva su compromiso con la productividad y la eficiencia en el taller. Además, la empresa ha editado un vídeo que muestra una visión de 180º en torno al producto, de manera que pueden apreciarse todos los detalles de su construcción.