ZAPHIRO ha aprovechado estas últimas semanas para ampliar su catálogo con productos que permiten higienizar los espacios de trabajo, así como mantener las medidas de protección para evitar la propagación del virus. Para dar soporte a los cambios en los procedimientos de trabajo de los talleres, las nuevas gamas de la empresa incluyen referencias para la protección integral de los trabajadores, el cuidado específico de las manos y la conservación de las condiciones de trabajo.

Dentro del primer grupo de Equipos para la Protección Individual (EPI) se encuentran las nuevas pantallas de protección facial, que se ajustan a diferentes medidas y cuentan con visera abatible y gancho para sujetar la mascarilla. Están especialmente recomendadas para proteger contra salpicaduras y proyecciones, tanto de líquidos como de virutas o esquirlas.

De igual forma, ZAPHIRO pone a disposición de los talleres mascarillas FFP2 sin filtro. Recomendadas para profesionales sanitarios además de para grupos vulnerables, filtran el aire inhalado protegiendo al usuario frente al virus SARS-CoV-2. Para completar la protección de los trabajadores, están disponibles también los monos ZAPHIRO, blancos y azules, así como batas de trabajo blancas. Todos con una amplia variedad de tallajes.

Para el cuidado de las manos, la compañía lanza un nuevo gel hidroalcohólico en envases de 60 ml, 1 y 5 litros. Se trata de un complejo nutriente e hidratante formulado para la limpieza sin agua de las manos. Además de un efecto refrescante, evita la deshidratación de la piel que a menudo suelen provocar otros productos basados en alcohol.

Otra novedad es el nuevo dosificador de jabón con botella, especialmente indicado para jabón líquido o gel hidroalcohólico. Compacto y robusto, presenta un diseño ergonómico y polivalente que se adapta a cualquier espacio, como los aseos y lugares de limpieza e higienización. Cuenta con llave de seguridad estándar Losdi, capacidad de 900 ml y sistema de válvula antigoteo.

Asimismo, para conseguir que el personal toque el menor número posible de superficies, ZAPHIRO proporciona las nuevas papeleras de acero inoxidable con apertura y cierre de la tapa mediante pedal. Disponibles en capacidades de 5 y 12 litros, cuentan con un contenedor interno de polipropileno con asa de extracción, así como con un asidero en la parte exterior trasera para su transporte.

Completan este área para el cuidado de las manos guantes de látex reforzado y de nitrilo, azul o negro, en cajas de 50 y/o 100 unidades con tallas M, L y XL.

Por otro lado, el entorno inmediato del trabajador, donde puede haber superficies contaminadas, es otro de los focos de atención de ZAPHIRO. Para mantener la seguridad del personal, la empresa recomienda la funda protectora 5+1. Incluye una funda desechable para el asiento, alfombra de papel, cubrevolante universal y bolsas para cubrir las palancas del cambio y del freno de mano.

Asimismo, para la higienización de las superficies de instalaciones, suelos, equipos y elementos informáticos y de transporte, etc. ZAPHIRO ofrece el nuevo desinfectante BAK en bidones de cinco litros. Formulado con sales de amonio, cumple con la norma UNE-EN 13697, lo que garantiza una desinfección eficaz contra el SARS-CoV-2.

Aunque los objetos pueden sumergirse directamente en el producto diluido en agua para su esterilización, el desinfectante BAK también puede frotarse mediante una bayeta o celulosa, o bien pulverizarse sobre las zonas a tratar. Esta última operación puede efectuarse mediante el pulverizador ZAPHIRO, mientras que la bayeta desengrasante ZAPHIRO o la celulosa en bobinas son ideales impregnadas previamente en el desinfectante, para incidir en las superficies más recónditas o difíciles.