Las dificultades de muchos autónomos para llegar a fin de mes provoca que, a la hora de comprar un coche con fines empresariales, prefieran los de ocasión. Es la conclusión que se extrae del último informe de OcasionPlus.com, en el que se refleja que el 42% de los autónomos españoles se decanta por adquirir un coche de segunda mano frente a uno nuevo.

Asimismo, otro 40% de los trabajadores por cuenta propia se inclina por la opción del renting, que acumula un crecimiento de casi el 10% en los últimos doce meses. En este canal de empresa, las matriculaciones han caído más del 2%, manteniendo la tendencia de caída generalizada en todos los segmentos. Sin embargo, el informe refleja que más del 80% busca fórmulas distintas a la compra, ya que sólo el 18% de los autónomos prefiere esta opción.

Por otro lado, OcasionPlus.com indica que uno de los requisitos indispensables para los autónomos es poder deducir una parte (o la totalidad) del IVA soportados que tiene el vehículo, como gasolina o gastos de reparación.

Así, al comprar un coche nuevo, los trabajadores por cuenta propia buscan deducir el citado impuesto, aunque para ello el vehículo debe estar sujeto a la actividad económica. Sólo entonces, los autónomos pueden deducir el 50% de la cuota soportada y, en caso de ser utilizado para uso personal, el IVA no será deducible.

Por eso, muchos autónomos buscan opciones baratas y que les permita acogerse a este requisito. Se trata de vehículos que serán usados para transporte de mercancías, para movilidad de profesionales, para autoescuelas, taxis, etc. Y, según OcasionPlus.com, más del 40% prefiere un coche de ocasión frente a uno nuevo.

El carburante favorito para los autónomos es el diésel, por el consumo menor y, por ende, menor gasto, a mayor número de kilómetros. Según el estudio, el 88% de los autónomos prefiere un coche diésel a otro vehículo, ya sea gasolina, híbrido o eléctrico, mientras que el 10% se decanta por gasolina al no hacer tantos kilómetros con su automóvil. El 2% restante opta por coches con etiqueta ECO o cero emisiones.