En septiembre se vendieron 156.226 turismos y todo terrenos de ocasión en España, lo que supone un leve incremento del 2,1%, muy inferior al 12,04% registrado en las ventas de vehículos de segunda mano en agosto. Del total de las transferencias, el 59,6% (93.170) son vehículos que superan los diez años de antigüedad, un 5,67% más que en el mismo mes de hace un año, según los datos aportados por Ancove.

Continuando con la tendencia que se viene constatando durante el año, el mayor incremento se ha registrado en las unidades de menos de cinco años, procedentes del alquiladoras y empresas de renting, que en septiembre sumaron 40.261, un 8,15% más que en septiembre de 2016, y continúa el descenso de las ventas de VO de seis a diez años, 22.795, con una caída del 17,5%.

La actual estructura del mercado de vehículos usados está muy condicionada por la procedencia de los coches que se ponen a la venta. En septiembre, el 66,8% (104.323) eran propiedad de particulares que, generalmente, entregan el vehículo en los concesionarios a cambio de uno nuevo o se lo venden directamente a reventas alegales. El siguiente canal de procedencia está en las empresas que han aportado en septiembre el 16,5% (25.807) de los turismos y TT que se han vendido en septiembre. En este caso, muchas empresas tienden a amortizar en exceso su flota y también los retiran con mucha edad. El 9% procede de las empresas alquiladoras, que suelen retirar los coches entre 6-7 meses en el caso de 'by-back' (reventa al fabricante) y entre 12-16 meses si los han comprado a riesgo. Por último, el 4% son coches de empresas de renting, generalmente con cuatro años de antigüedad.

“El español tiende a retirar el coche con una edad que ronda los diez años, lo que explica que el mercado de segunda mano esté dominado por unidades muy viejas. En la mayoría de países europeos, los propietarios cambian sus vehículos con menos edad, sustentando un parque de vehículos más moderno, lo que contribuye a una mayor seguridad vial y una menor contaminación en ciudades y carreteras. Por este motivo, desde Ancove hemos solicitado al Gobierno un plan que contribuya a que los coches se retiren con menor edad, a cambio de adquirir coches de segunda mano que no pasen de los cuatro años”, declara Elías Iglesias, presidente de la Asociación Nacional de Comerciantes.

Además, Ancove destaca que "las unidades más viejas suelen ser comercializadas principalmente por falsos particulares que en realidad son seudoprofesionales que se ganan la vida comprando y vendiendo vehículos, pero al margen de la legalidad". En septiembre, el 45,1% del total de transacciones de vehículos fueron entre particulares, según los datos de la DGT, porcentaje que se eleva a un 64,6% en el caso de los turismos y TT con una antigüedad superior a los diez años. Una proporción que se invierten en el caso de los turismos más modernos: ocho de cada diez de los coches de menos de diez años vendidos en septiembre fueron intermediados por comerciantes.

En este sentido, la Asociación Nacional de Comerciantes lleva años luchando para que el Gobierno “regule esta actividad paralela desarrollada por falsos particulares que, además de suponer una competencia desleal, incumple con las obligaciones fiscales y legales que han de afrontar los comerciantes”.

El modelo más vendido en el mercado de VO en septiembre fue el SEAT Ibiza, 6.188 unidades y un descenso del 3,16% respecto al mismo mes de 2016, seguido del Volkswagen Golf, con 5.249 y también un descenso del 0,89%, y el Renault Megane, con 5.082 y un aumento del 2,96%. En el pasado mes se exportaron 7.316 turismos y todocaminos, un 26,63% menos que hace un año, y se importaron 5.882, un 17,31% más que en septiembre de 2016.