El último día del mes de septiembre se matricularon 14.405 turismos y todocaminos, un 17,31% del total de las ventas del mes, la cifra más alta en lo que va de año. Elías Iglesias, presidente de Ancove, denuncia que la política de los fabricantes está forzando a muchos concesionarios a vender coches sin rendimiento alguno.

Según la valoración de la asociación nacional, los datos de septiembre han puesto de manifiesto, un mes más, que el mercado de turismos y todocaminos se mantiene gracias al tirón del canal de flotas y, en buena parte, por las matriculaciones tácticas nutridas con las compras de los propios concesionarios para revender los coches como kilómetros cero o incluso exportarlos a otros países.

Durante el pasado mes las matriculaciones totales, 83.184, crecieron un 4,46% respecto al mismo mes del pasado año, lo cual, a pesar de ser un buen dato para el conjunto de sector, no lo es tanto para los concesionarios. En opinión de Ancove, lo más destacado del mercado continúa siendo la atonía del particular, canal que en conjunto fue responsable de la matriculación de 48.148 unidades, un 3,5% más que doce meses atrás. En el conjunto del año, el de particulares crece un 2,2% y sigue perdiendo peso en el conjunto de matriculaciones, hasta el 49,5% del total de los tres primeros trimestres.

El mercado está siendo sustentado por los otros dos canales, el de empresas y el rent a car. Ancove recuerda que la mayoría de los vehículos que adquieren las alquiladoras se comercializan directamente por las marcas, dejando fuera de dichas ventas a los comerciantes que participan exclusivamente en la entrega de los vehículos y en algunas marcas, la red también es ajena a las operaciones de grandes flotas. Por este motivo, el particular es el principal sustento para los concesionarios, afectados por la atonía del canal.

Respecto a las compras del canal de empresas, en septiembre han crecido un 8,1% y en el conjunto del año un 13,7%. Sin embargo, este canal sigue distorsionado por las compras realizadas directamente por los concesionarios (matriculaciones tácticas), que se concentran generalmente a final de cada mes. Ancove vuelve a denunciar este fenómeno, pues el viernes, 29 de septiembre, se matricularon 14.405 turismos y todo caminos, el 17,31% del total del mes.

Así, Ancove muestra su preocupación por el incremento de las matriculaciones de última hora, que en numerosas ocasiones enmascaran autocompras por parte de los concesionarios necesitados de hacer volumen para cumplir los objetivos estipulados por las marcas. En 17,31% de las matriculaciones del último día de septiembre supone el porcentaje más alto de los registrados en el año, seguido de agosto que rondó el 17% del total de las matriculaciones del mes. El siguiente dato se registró en abril, mes en el que se matricularon el último día un 15,4% del total del mes.

No obstante, la cifra de matriculaciones del último día de septiembre contrasta con el mismo fenómeno de septiembre del pasado año, cuando el último día se registraron el 24,7% del total de las compras de dicho mes.

“Los concesionarios no se están beneficiando como deberían en la recuperación económica pues las compras de las familias y particulares no están siguiendo el mismo ritmo que el de las empresas”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove. “Ante esta debilidad, la mayoría de los fabricantes está presionando a sus redes imponiendo unos bonus completamente fuera de mercado, lo que obliga a los concesionarios a comprar coches y a revenderlos en muchos casos sin ningún beneficio. Se está inundado el mercado con vehículos sin rentabilidad. Por este motivo, desde Ancove creemos que las marcas deben recapacitar su política comercial y el Gobierno reconsiderar la necesidad de mantener las ayudas a la compra de vehículos”.