Aneval, la asociación que agrupa a los cinco grandes exponentes del rent a car en España, atribuye la caída del 11,2% de las matriculaciones en el canal alquilador en mayo al efecto calendario de las vacaciones de los turistas alemanes, que representan el 10% de la demanda.

Aunque se trata de una caída coyuntural, Aneval señala que “el juego matemático hace que la comparativa resulte desfavorable”, ya que este año sus días de descanso previos al verano caerán en junio en lugar de en mayo, provocando el desplazamiento de las aproximadamente 3.000 compras que se destinan a dar servicio a estos turistas.

El hecho de que los alemanes tengan las vacaciones más repartidas que los españoles a lo largo del año convertirá en “anecdótica” la caída de matriculaciones en mayo, convirtiéndolo, según la asociación, “en un ‘mes de impasse’ entre un abril marcado por la fuerte incorporación de flota por la Semana Santa y un junio que se prevé muy bueno en ventas en el canal alquilador”.

Ahora bien, Aneval indica que el “bloque germánico” no será suficiente para invertir las previsiones de cierre de ejercicio, que se mantendrán en negativo, con una caída aproximada del 7% para 2019, según datos de MSI.

A la incertidumbre provocada por el Brexit, hay que sumar la recuperación de destinos competidores como Egipto o Túnez de los que España tomó turismo prestado, así como la propia dinámica del mercado, donde el exceso de matriculaciones tácticas para compensar la caída de las ventas está frenando operaciones de 'buy-back', provocando un impacto negativo en las compras de los alquiladores.

Por otro lado, las matriculaciones de vehículos comerciales en el canal alquilador en mayo se incrementaron el 6,4%, hasta las 5.506 unidades, lo que supuso el mayor alza entre todos los canales de venta. Asimismo, las ventas de este tipo de vehículos por parte de los alquiladores en el acumulado de los cinco primeros meses del año crecieron el 17,7% en tasa interanual, hasta las 13.797 unidades.