La Dirección General de Tráfico ha llevado a cabo durante cuatro días una campaña especial de vigilancia sobre las furgonetas que circulan por nuestras carreteras. El 5,6% de los vehículos de este tipo controlados por la DGT (3.687 unidades frente a las 65.028) incumplía alguna o varias normas de circulación y seguridad vial.

Según los datos recogidos, un total de 282 ocupantes de las furgonetas paradas por los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil fueron denunciados por no utilizar el cinturón de seguridad, mientras que 715 lo han sido por circular a una velocidad superior a la permitida, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

Además, la campaña de vigilancia se ha centrado en la importancia que tiene el mantenimiento adecuado de los vehículos para realizar desplazamientos seguros. En este sentido, 834 conductores fueron denunciados por circular sin la ITV en regla, mientras que otros 115 circulaban con los neumáticos en mal estado y un total de 171 furgonetas fueron inmovilizadas por no reunir las condiciones mínimas de circulación.

Por otro lado, los agentes encargados de hacer las inspecciones se han centrado en detectar posibles infracciones a la hora de estibar la carga. A lo largo de los cuatro días de campaña “407 conductores fueron denunciados por exceder el peso permitido en su vehículo y otros 136 por llevar una incorrecta disposición de la carga”, recuerdan desde la DGT.

Respecto a la documentación tanto del vehículo como del conductor, destacan las 351 denuncias formuladas por estos motivos, de las cuales 80 fueron por carecer del seguro obligatorio. El alcohol y las drogas continúan afectando muy negativamente al segmento de las furgonetas; de hecho, en 116 conductores de este tipo de vehículos se detectaron alcohol (27) o drogas (89).