La adopción del vehículo eléctrico en nuestro país alcanzará los 200.000 automóviles para 2025 y los dos millones en 2040, según el último estudio de Accenture. Este hecho generará una oportunidad de 90.000 millones de euros para el sector de las 'utilities'.

El informe 'Utilities: Lead the Charge in eMobility', elaborado por Accenture Strategy, establece que las 'utlities' lograrán unas ganancias competitivas más que significativas si agrupan sus servicios en función de las necesidades de los propietarios de vehículos eléctricos. Además de una oportunidad de 80.000 millones de euros al ofrecer electricidad de bajo margen para estos coches, las 'utilities' pueden añadir otros 10.000 millones en nuevos servicios de e-movilidad, como aplicaciones de carga remota, gestión integrada de energía de Casa-VE, procesamiento de pagos e incluso financiación para la adquisición de VE.

Si combinan todos estos servicios en una única plataforma, las 'utilities' podrán optimizar el rendimiento del sistema y ayudar a mejorar la experiencia general del cliente.

Según el estudio, que en España ha encuestado a 500 consumidores, las razones medioambientales son el principal impulsor de compras de automóviles eléctricos hoy en día, seguidas por las oportunidades de ahorro que ofrecen. El 69% de los futuros propietarios de vehículos eléctricos estaría dispuesto a cambiarse a a automóviles eléctricos para ahorrar costes a largo plazo. Sin embargo, mientras la tecnología de las baterías continúe avanzando y vayan surgiendo nuevas oportunidades de leasing, los costes de adquisición de un vehículo eléctrico y el acceso a la carga (sistema de energía doméstica o estaciones públicas de carga) seguirán suponiendo una barrera a la hora de decidir. Así, el 84% de los consumidores españoles con intención de adquirir un eléctrico planea recargar sus vehículos en sus casas, a pesar de que sólo el 62% cuenta con garaje propio.

Las 'utilities' pueden aprovechar esta oportunidad si ponen en marcha acciones clave que, en opinión de Accenture, aceleren la adopción de los vehículos eléctricos y dejen claro su papel en el sector como impulsores:

  • Ayudar a los clientes a tomar la decisión correcta. Con la confianza de sus clientes y el acceso a la información de éstos -desde patrones de consumo a preferencias de pago o posibilidades de carga en casa-, las 'utilities' están bien posicionadas para ayudar a sus clientes a tomar la decisión correcta cuando quieran cambiarse al vehículo eléctrico.
  • Crear hiper-relevancia a través de los ecosistemas. Crear asociaciones de ecosistemas será esencial para establecer un enfoque de plataforma que agrupe ofertas relevantes con una experiencia mejorada para el cliente. Las 'utilities' pueden elegir a socios complementarios que impulsarán la propuesta de valor para el cliente -desde fabricantes de automóviles y concesionarios hasta operadores de flota, operadores de puntos de carga, empresas de carsharing, etc-. Con los incentivos correctos, las ofertas conjuntas beneficiarán a los propietarios de vehículos eléctricos y multiplicarán el valor de todos los socios del ecosistema.
  • Superar a la competencia. La clave para superar a la competencia será saber aprovechar la información de cliente en tiempo real para mejorar rápidamente o incluir nuevos servicios y experiencias. Las 'utilities' deberán invertir estratégicamente en un porfolio de servicios que tenga el objetivo de simplificar las experiencias de compra y elimine las barreras de adopción.