Para Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, es preocupante que este tipo de choque y accidente en carretera -muy común en las operaciones de salida y retorno en fechas puntuales y en grandes ciudades- produzca el mayor número de heridos leves (aquellos que no requieren hospitalización y a los que se les da el alta en el propio lugar del accidente).

El 28% de los heridos leves en carretera necesita atención por un golpe acaecido por un alcance entre vehículos o en caravana. El daño más común de este tipo de incidente de tráfico suele ser dolor de cabeza, esguince cervical o traumatismo leve torácico, además de posibles apariciones de cuadros de ansiedad. Muchas de las lesiones que producen las colisiones y los alcances en caravana aparecen a las 24 horas del accidente. Sólo en 2017 se contabilizaron más de 23.000 accidentes multiples, en caravana o por alcance con más de 38.000 víctimas, lo que supone 1,6 heridos por cada accidente.

Con motivo de la próxima Operación de Tráfico de Semana Santa, Formaster quiere recordar seis normas de circulación que deben aplicarse cuando se circula en caravana o conduciendo por carreteras de alta densidad de tráfico, para así evitar un accidente por alcance:

  1. Mantener la distancia de seguridad. Cuando se circula en caravana, los conductores tienden a aproximarnse mucho al coche de delante y a no dejar el espacio suficiente para poder realizar una frenada de emergencia. Por otro lado, cuando hay una alta densidad de tráfico, se debe observar si en la carretera existen señales horizontales de doble flecha, muy comunes en las zonas donde se producen altas concentraciones de coches, y donde es obligatorio aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede más allá de la siguiente flecha.
  2. Precaución con el efecto acordeón de las caravanas. Las retenciones en carretera traen consigo frenazos, detenciones largas pero, en un momento, se pasa a poder circular a más de 80 km/h. Es lo que se conoce como efecto acordeón de una caravana: frenada, detención, vuelta a circular a mayor velocidad, frenazo, parada prolongada y vuelta a circular,... Los conductores deben adelantarse y mantenerse atentos por si tienen que detenerse o realizar una nueva frenada brusca. En estos casos, la distancia de seguridad es fundamental, pero también lo es mantener una velocidad moderada.
  3. No cambiar de carril de forma brusca y continua. No por mucho moverse de un carril a otro se va a avanzar más rápido. La caravana es para todos.
  4. Mantener la calma en una caravana, principalmente, hacia los niños que van en el vehículo.
  5. Programar el viaje eligiendo horarios de menor densidad de tráfico y vías alternativas.
  6. Siempre circular con el cinturón de seguridad puesto y con una posición de reposacabezas correcta y acorde a nuestra altura, que salvará a los ocupantes de un esguince cervical ante un golpe.