En un mercado de usados con tendencia general a la baja, los modelos seminuevos tratan de abrirse paso. Mientras las operaciones con vehículos de segunda mano apenas subieron un 1,4% hasta agosto, con 1.440.338 unidades, los modelos de menos de un año crecieron un 2%, siendo el canal alquilador el principal comprador, con una subida de más del 80%, según datos de Ganvam.

Para la patronal de la distribución, este crecimiento del rent a car se debe a una circunstancia coyuntural: buena parte de las matriculaciones de empresa realizadas por los concesionarios en los últimos seis meses han pasado a renovar la flota del rent a car para dar servicio a un turismo que crece especialmente en los meses estivales.

Pero quienes siguen tirando del mercado de ocasión siguen siendo los vehículos de entre tres y cinco años, que en los ocho primeros meses del año crecieron casi un 16%, representando cerca del 9% del mercado. En el otro extremo, se sitúan los vehículos de más de 15 años, con un aumento del 6,2%, de las cuales casi nueve de cada diez se han vendido entre particulares.

Por tipo de combustible, los datos de Ganvam siguen mostrando un retroceso en las ventas de usados diésel que, aunque siguen representando casi el 63% de las operaciones, bajaron un 1,1% hasta agosto siguiendo la tendencia a la baja registrada en el último trimestre. Los de gasolina, por su parte, crecieron un 5%, con más de 516.000 unidades vendidas.

Los eléctricos, aunque apenas suponen el 0,1% del mercado, registraron hasta agosto más de 1.500 operaciones, lo que supone un aumento del 100% en lo que va de año. Para Ganvam, una buena forma de convertir el eléctrico en una opción de movilidad real es “activar” las compras de estos modelos en el canal de empresa, en un momento en el que el 45% de las matriculaciones de estos modelos se destinan a flotas corporativas.

Por comunidades autónomas, Madrid es la que mayor descenso registra hasta agosto, con un retroceso del 4,3%, por el desplome de las ventas de seminuevos, que retrocedieron más de un 17%. Baleares, por su parte, también retrocedió (-1%), mientras Canarias se mantuvo estable. Por el contrario, las regiones que más crecieron fueron Castilla-La Mancha (+5%) y Extremadura (+4,6%). La comunidad extremeña coincide además con la segunda región donde más crecen las ventas de usados de más de 15 años (+9,1%), por detrás de Murcia (+9,7%).