impagos2El 68% de las empresas padece las consecuencias negativas de la morosidad, el 32% sufre impagos significativos y cerca de 85.000 están en riesgo de cerrar por este motivo. Esta es la foto fija de la morosidad que ofrece el Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España que impulsan Crédito y Caución e Iberinform.

2019 consolida el cambio de tendencia en la serie histórica. Desde 2012 hasta 2017, la tasa de empresas que sufría impagos significativos no había dejado de caer. En 2018 y 2019, la tendencia se ha roto y una de cada tres empresas sufre ya los peores efectos de la morosidad.

Además, el 68% de las empresas, cuatro puntos más que en 2018, sufre consecuencias significativas derivadas de la morosidad: incrementa sus costes financieros (25%), supone una pérdida de ingresos (28%), limita el crecimiento (7%) o las nuevas inversiones (3%) o amenaza la continuidad empresarial (5%).