El precio de los vehículos usados en España mantiene su tendencia alcista en el primer semestre del año, con un porcentaje de subida del 3,2%, aunque ralentiza su crecimiento. Así lo indica AutoScout24 en su “Observatorio europeo de precios”, que muestra cómo los 13.777 euros que cuesta actualmente de media un VO son la cifra más baja desde el tercer trimestre de 2015.

El mercado da síntomas de estabilización de precios en la horquilla de los 13.500-13.900 euros, indicativo, de acuerdo a AutoScout24, de que los valores residuales, después de años estables en pérdidas, están volviendo a sus niveles habituales tras el desplome que sufrieron en 2007 cuando cayeron entre 3.000 y 4.000 euros.

Esta subida del precio del usado tiene mucho que ver con las ventas de seminuevos, que en esta primera mitad del año actuaron como motor de crecimiento del mercado, presionando el precio medio al alza. Además, la recuperación del stock de coches procedentes de flotas también contribuyó a esta subida, aunque la plataforma internacional explica que todavía no hay oferta suficiente para atender toda la demanda, lo que hace que aumente el valor residual de estos modelos de entre tres y cinco años (los más deseados por su relación calidad/precio).

Son, por su parte, los vehículos de más de diez años los que equilibran a la baja el precio medio. Los conocidos como “mileuristas” representan más de la mitad del total de la oferta, con importes inferiores a 3.000 euros que, incluso, pueden pagarse al contado.

En un análisis por comunidades autónomas, AutoScout24 indica que cinco de ellas cerraron en negativo la evolución de sus precios medios en el primer semestre del año: Asturias, Castilla y León, Extremadura, Madrid y País Vasco, destacando también como significativas las caídas del Principado y la Comunidad de Madrid, con un 8,8% y 4,7%, respectivamente. En cambio, la comunidad que mejor se comportó fue Cantabria, con un alza de cerca de un 10%. Además, Canarias, Murcia y Navarra tuvieron incrementos de entre el 8% y el 9%.

Según el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, “nos encontramos ante una polarización en los usados que no es otra cosa que un fiel reflejo de la evolución del parque, que tiende a concentrarse entre coches jóvenes y viejos, los dos extremos. Los que están en el medio, los adultos, tienden a ser minoría en nuestras carreteras”. En su opinión, “es importante que la Administración adopte medidas para retirar del parque esos vehículos más viejos pues, de lo contrario, los coches de seis, siete u ocho años serán un pequeño reducto para perjuicio del mercado de usados, que no será capaz de satisfacer correctamente su demanda”.