Diciembre de 2020 logró registrar un aumento del 10,8% en el ritmo de producción de vehículos en las plantas españoles, con un total de 196.817 unidades fabricadas. A pesar de la recuperación de los últimos meses impulsado principalmente por la demanda procedente de los mercados europeos, no se ha logrado compensar del todo las caídas provocadas por la pandemia. Según datos de ANFAC, las fábricas españolas cerraron 2020 con una reducción del 19,6%, con 2.268.185 vehículos producidos, lo que supone cerca de 554.000 unidades menos fabricadas en comparación con el año anterior.

La crisis derivada de la pandemia del Covid-19 durante 2020 ha supuesto un fuerte impacto en la fabricación de vehículos en España. Durante cerca de mes y medio, los centros de producción de automóviles paralizaron totalmente su actividad, que han derivado en dicha caída del 19,6% en la producción total. A ello hay que sumar la fuerte reducción de ventas que se ha registrado tanto en el mercado nacional, con una caída del 32,3%, como en los principales mercados europeos. En este sentido, y a pesar de que los principales mercados en Europa, como Francia (-25,5%), Alemania (-19,1%), Italia (- 27,9%) o Reino Unido (-29,4%), cerraron en negativo el último año, su mejor evolución en la demanda de vehículos en los últimos meses ha sido un factor clave para que se haya logrado reducir la caída de la producción española hasta alcanzar los 2,27 millones de unidades ensambladas.

La recuperación del mercado español, donde uno de cada cuatro vehículo vendidos es de fabricación nacional, y la evolución del ritmo de demanda de los mercados europeos son dos elementos esenciales para mejorar las cuotas de producción para 2021. Desde ANFAC, la previsión apunta a un crecimiento moderado, siempre por debajo de las cifras de 2019, pero muy condicionado por la evolución de la tercera ola, de las medidas para el control de la pandemia, de los cierres y confinamientos, y por la crisis económica subsiguiente.

En cuanto a las exportaciones de vehículos, éstas aumentaron un 18,7% durante el mes de diciembre, con un total de 172.597 unidades, provocado principalmente por la demanda de los mercados europeos. El 92,8% de los vehículos producidos en España se han comercializado en destinos dentro del continente. El ritmo positivo que se ha registrado en los últimos cuatro meses del año ha permitido reducir la caída acumulada hasta el 15,5% menos en comparación con 2019, sumando un total de 1.951.448 unidades exportadas en 2020.

Francia, Alemania, Italia y Reino Unido se posicionaron el año pasado como los principales destinos de exportación de los vehículos españoles, acumulando el 64,1% de los enviados fuera de nuestras fronteras. El impacto causado por la crisis del Covid-19 ha provocado que la mayoría de los mercados hayan tenido que reducir sus compras de vehículos 'made in Spain' en comparación con 2019. De este modo, importantes destinos de exportación como Francia redujeron su demanda un 9,1% (397.641 unidades), al igual que Alemania, con un 19,6% menos de compra de vehículo español (386.341 unidades); Reino Unido, con un 26,1% menos (241.848 unidades); o Italia, con retroceso del 9,9% (225.748 unidades). Cabe destacar el gran aumento del mercado turco que durante todo 2020 mantuvo un alto ritmo de demanda, posicionándose como el quinto mayor destino de exportación, con un crecimiento del 101,9% y 71.791 vehículos enviados.

En diciembre de 2020 se registró un aumento del 18,7% en las de exportaciones, lo que permite cerrar el año con una reducción de las exportaciones del 15,5% frente a 2019

Por tipo de vehículo, la producción de turismos obtuvo un crecimiento del 11,8% en el mes de diciembre, con 156.236 unidades fabricadas, lo que cierra el año 2020 con una caída del 18,9% con un acumulado de 1.791.570 turismos fabricados. En cuanto a la producción de todoterrenos, la paralización de su fabricación durante tres meses provocó que se haya registrado una caída del 76,4% para el periodo de 2020, con 9.094 unidades fabricadas

Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales aumentó un 8,5% en el último mes del año, con 39.184 unidades fabricadas. En el conjunto del año, se registró una tendencia similar al resto de tipos de vehículos, con una reducción en su producción del 18,6%, hasta acumular 467.521 unidades producidas durante 2020. A pesar del ritmo positivo en conjunto del último mes, solo los vehículos comerciales ligeros (23,3%) e industriales ligeros (76,8%) lograron aumentar su producción, con un 24.701 unidades y 1.918 unidades fabricadas, respectivamente. Por su parte, en el conjunto del año, a excepción de los industriales pesados con un crecimiento del 29,1% y 15.138 unidades, el resto registró fuertes caídas, siendo destacable la reducción del 38,3% de los industriales ligeros (20.098 unidades) y, en menor medida, de los furgones, que cayeron un 22,7% (172.806), y del 14,4% para los comerciales ligeros (257.810).

Por otro lado, la producción de vehículos alternativos sigue siendo clave para las fábricas españolas logrando aumentar en 2020 el número de unidades producidas de este tipo de vehículos. Durante el último año se ha acumulado un total de 159.317 unidades fabricadas (vehículos eléctricos, híbridos enchufables y gas natural) en comparación con las 46.272 unidades producidas durante 2019, aumentando hasta el 7,02% de la cuota total de producción en 2020.

Hasta el mes de diciembre, los híbridos enchufables, con una cuota de producción del 3,7%, se han posicionado como el vehículo alternativo con mayor fabricación en España, alcanzando las 83.965 unidades producidas. Por su parte, se produjeron 55.992 vehículos eléctricos, más que triplicando la producción respecto al año anterior, hasta alcanzar el 2,47% de la cuota (46.770 unidades fabricadas fueron de turismos). En cuanto a los vehículos híbridos no enchufables, se ensamblaron 5.504 unidades, que reduce a la mitad su producción del año anterior. Con una tendencia similar los vehículos de gas cierran 2020 con una caída del 33,5% y un acumulado de 19.360 unidades.