Por mercados, los turismos bajan un 6,1%, aunque el sector de las dos ruedas y quads sube un 22,3%. El mercado de las motocicletas sube un 11% y el impulso del mercado del ciclomotor se debe a la matriculación de vehículos eléctricos para alquiler. Los vehículos industriales y comerciales suben un 1,1%, con tendencias diferentes según mercados.

En Cataluña, las matriculaciones de turismos alcanzaron las 13.812 unidades en febrero, lo que representa una bajada del 6,1% respecto al mes de febrero de 2018. Por provincias, Barcelona y Tarragona presentan una bajada porcentual del 7,8% y 6,7%, respectivamente, mientras que Girona sube un 3,4% y Lleida un 4,5%. En su conjunto, el total catalán baja un 9,3% respecto al mismo periodo del año 2018.

Este mes, la media de Cataluña (6,1%) respecto al total estatal (11,7%) es ligeramente mejor, aunque el mercado catalán sigue la tendencia del mercado nacional, encadenando también el sexto mes de caída de matriculaciones. La cuota del mercado en el conjunto estatal se cifra en un 14,1%.

Por canales, el canal particular en Cataluña ha bajado un 12,7%, mientras que el de empresa ha subido un 26,4%. Por su parte, la marcha de flotas de vehículos que penaliza a los turismos en Cataluña por el anuncio de la eventual tributación derivada del Impuesto sobre el CO2, se manifiesta en la bajada de un 80,7% del canal de alquiler rentacar.

En el análisis por motorización, la preferente en Cataluña es la de gasolina con un 68,8%, el diésel equipa un 20,7% de los automóviles y el vehículo con motor eléctrico representa un 1,4%. Las motorizaciones alternativas representan un 10,7%. Este mes de febrero se matriculan ya los motores con microhibridación (Mild hybrid), por lo que el abanico de oferta de motorizaciones aumenta, en respuesta a la demanda de nuevas motorizaciones más ecológicas.