Por segmentos, Ganvam indica que se matricularon 120.546 vehículos derivados y furgonetas, casi el 50% del total de las ventas, con un aumento del 5,6% en comparación con el año 2017. La categoría de comerciales ligeros, de menos de 3.500 kilos, registró la segunda mayor cuota, con 82.986 operaciones y una subida del 8,4%. Por su parte, los pick up sumaron 10.675 matriculaciones y anotaron el mayor incremento en las ventas, con un crecimiento del 31,4%.

También aumentaron sus ventas con respecto al año 2017 los segmentos de industriales ligeros (de 3,5 a 6 toneladas), medios (de 6 a 16 toneladas) y pesados (de más de 16 toneladas), con subidas del 16,8%, 7,8% y 23,5%, respectivamente. En cambio, los tractocamiones, así como microbuses y autobuses redujeron sus cifras de ventas en un 9,6% y un 3,5%, respectivamente. No obstante, el año 2018 matriculó 15.605 tractocamiones, que sigue manteniendo la tercera mayor cuota del segmento.

El diésel sigue siendo el combustible más utilizado en los vehículos industriales, representando el 91,2% de las ventas. Los motores de gasolina quedan relegados al 7,9% de las operaciones, mientras que las fuentes de energía híbridas o eléctricas continúan en valores residuales del 0,9% en los vehículos industriales matriculados durante 2018.

Por comunidades autónomas, los incrementos más elevados en 2018 se obtuvieron en Navarra (18,1%), Madrid (16,9%), Castilla-La Mancha (13,5%) y Extremadura (11,7%). Por el contrario, Murcia (-12,4%), Cantabria (- 4,5%) y Cataluña (-4,2%) registraron valores negativos en relación al año 2017. Además de Madrid (78.580 operaciones) y Cataluña (34.834 unidades), Andalucía fue la tercera región que más ventas de vehículos industriales nuevos registró, con 25.576 matriculaciones, seguida por la Comunidad Valenciana (21.541) y Canarias (16.331). El resto de las comunidades anotaron valores inferiores a las 10.000 unidades.