En 2040, más de la mitad de todos los coches nuevos vendidos en el mundo serán enchufables, según un informe de Bloomberg New Energy Finance recogido por Faconauto, lo que significa que la demanda eléctrica de los vehículos aumentará 300 veces frente al consumo del año pasado.

El pronóstico de Bloomberg apunta a que la adopción de vehículos libres de emisiones ocurrirá más rápidamente de lo que se había estimado, porque el coste de producción está cayendo en picado. Este cambio hará que el consumo de petróleo se desacelere de manera muy significativa, en ocho millones de barriles al día.

Los costes de las baterías de ion litio ya han caído un 73% desde 2010 y, según BNEF, la innovación de los fabricantes se acelerará, llevando a nuevas y pronunciadas bajadas en los precios medios durante las próximas dos décadas.

El pronóstico es el más “agresivo” de BNEF hasta la fecha, más incluso que las proyecciones hechas por la Agencia Internacional de la Energía. La expansión de la inversión en baterías de ion litio, la mayor capacidad de fabricación, así como la creciente demanda de los consumidores de China a Europa apoyan estas proyecciones.

Además, y en sólo ocho años, los coches eléctricos serán tan baratos como los vehículos de gasolina, empujando la flota mundial a 530 millones de vehículos en 2040. En cuanto al consumo de electricidad, Bloomberg estima que crecerá hasta 1.800 teravatios-hora en 2040, es decir, un 5% de la demanda mundial de energía.